El botiquín de primeros auxilios ayuda a afrontar cualquier urgencia médica al instante. (Foto: Ilustrativa/Pexels)

Contar con un botiquín de primeros auxilios en nuestra casa, automóvil y en el lugar de trabajo nos permite estar preparados para cualquier situación de emergencia que pueda pasar en nuestro entorno o a nosotros mismos. Este elemento básico pero fundamental debe estar ubicado en puntos estratégicos, que conozcan todas las personas, y garantizar su acceso fácil cuando se llegue a requerir, pero lejos del alcance de los niños.

Debe tener las herramientas mínimas necesarias para prevenir que empeore una lesión. Por ejemplo, limpiar heridas, limitar una posible área de infección o sangrado, tratar dolores de intensidad leve a moderada, o tener elementos que proporcionen ayuda en situaciones adversas. Además, debe tener los números de los servicios médicos de emergencia locales para recurrir a ellos inmediatamente si la situación así lo amerita.

Botiquín de primeros auxilios 1
El botiquín de primeros auxilios ayuda a afrontar cualquier urgencia médica al instante. (Foto: Ilustrativa/Pexels)

Aunque el botiquín de primeros auxilios se puede encontrar disponible para su compra, también lo podemos hacer nosotros mismos. Inicialmente necesitamos un contenedor del tamaño adecuado para los siguientes utensilios, que son las recomendaciones básicas de la Cruz Roja Americana y de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins:

  • 2 apósitos de compresas absorbentes
  • 25 vendas adhesivas (en diferentes tamaños)
  • 1 cinta de tela adhesiva
  • 2 vendas triangulares
  • 1 compresa fría instantánea
  • 10 gasas estériles (en diferentes tamaños)
  • 1 rollo de gasa
  • 5 paquetes de toallitas antisépticas
  • 1 manta de emergencia
  • 1 barrera protectora para respiración boca-boca (con válvula unidireccional)
  • 2 pares de guantes sin látex (tamaño grande)
  • 2 paquetes de aspirina
  • 5 paquetes de ungüento con antibiótico
  • 2 paquetes de ibuprofeno
  • 1 paquete de antihistamínico
  • 2 paquetes de acetaminofén
  • 2 paquetes de ungüento de hidrocortisona
  • 1 termómetro oral (sin mercurio ni vidrio)
  • Tijeras y pinzas
  • Guía de primeros auxilios de emergencia
  • Números telefónicos de las entidades locales de emergencia

En caso de que un miembro de la familia tenga necesidades médicas especiales, asegúrese de tener los suministros adicionales para dicha condición. Las cantidades de los elementos básicos pueden variar según el entorno a ser utilizado. Es recomendable realizar revisiones periódicas de los elementos en el botiquín, descartar los ya vencidos y reemplazar los que ya se usaron, y tener conocimiento de las indicaciones del manual de primeros auxilios, el cual puede leer con las personas de su familia o trabajo.

Si desea tomar cursos especializados en el tema, la Cruz Roja Americana ofrece cursos en español que combinan distintos componentes de primeros auxilios, como reanimación cardiopulmonar (RCP) y uso de desfibrilador externo automatizado (DEA) para adultos, niños y bebés. Los cursos de capacitación cumplen con las normas de la Administración de Salud y Seguridad Ocupacionales (OSHA) para programas de primeros auxilios. Para registrarse llame al 1-800-RED-CROSS (733-2767).

Para más información consulte la página www.redcross.org

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here