Una enfermera prepara una dosis de vacuna para el COVID en Santiago. (Foto: EFE)

Una vez más, la república de Chile ha dado un ejemplo a la región y ha sentado un precedente único en la lucha contra el COVID-19, cuando después de once días de vacunación masiva, casi dos millones de personas ya habían recibido la primera dosis de la vacuna, siendo más de la mitad, mayores de 71 años.

Como contraposición, Brasil pasó por una semana trágica, alcanzando el récord de 1.102 fallecidos en un día, mientras que el número total de muertes alcanzó a 239.294 desde el inicio de la pandemia.

En tanto Colombia, que ocupa el segundo lugar en el ranking de contagios, anunció por medio de su presidente, Iván Duque Márquez, que ya han llegado al país las primeras 50.000 dosis de vacunas provenientes de la farmacéutica Pfizer en Bélgica. De acuerdo a lo anunciado, las mismas están destinadas a quienes estén en la primera línea de atención médica, dentro del plan estipulado. De acuerdo con lo dicho por el funcionario, Colombia ha adquirido 61,5 millones de dosis, con una inversión superior a los 2 billones de pesos, que permitirán vacunar a 35.250.000 personas durante el 2021.

Y para completar el podio con más contagios, aparece Argentina, en donde los buenos resultados de la vacuna Sputnik V y el anuncio de la prestigiosa revista médica británica The Lancet, que le asigna una eficacia del 92%, han impulsado el voto de confianza que la mayoría de los habitantes necesitaba para volcarse de lleno al plan de vacunación, que, si bien tiene aún sus fallas de organización, marcha encaminado con la llegada de nuevas dosis desde Rusia.

Volviendo al podio que componen Brasil/Colombia/Argentina, quien peor está por lejos, es el país carioca, ya que, según los registros de los medios de comunicación, que parecen reflejar la realidad, en contraposición con los dudosos números oficiales, indican que 9.833.695 brasileños han tenido o tienen el COVID-19, a un promedio de 1000 fallecidos diarios. Aun peor, los especialistas en la materia consideran que los casos podrían incrementarse en las próximas semanas, debido a los festejos del carnaval.

Porque si bien los típicos y tradicionales desfiles de samba y comparsas han sido cancelados en todo el país para evitar aglomeraciones, muchos brasileños se han volcado a las playas y a las fiestas privadas, provocando aglomeraciones sin el mínimo distanciamiento.

COVID: el ejemplo de Chile y el pajarito 1
El presidente de Chile, Sebastián Piñeira, recibe la vacuna anti COVID-19. (Foto: EFE)

México y Perú, en el cuarto y quinto puesto, parecen estar alejados de los grandes dominadores, pero si medimos la densidad poblacional de cada uno, los números son también preocupantes. México es el país con más tasa de mortalidad, donde entorno al 8.8 por ciento de los contagiados, fallecen. De todos modos, este país se ha convertido en una especie de oasis para turistas internacionales, debido a que no estarían pidiendo las pruebas de ingreso al país. El gobierno mexicano, que ha recibido no pocos cuestionamientos por esta postura, casi inédita en el mundo, insiste en que restringir la entrada de turistas no tiene un efecto claro para la reducción del número de contagios.

Quien está fuera de toda estadística e incluso se desconocen registros, es la República Bolivariana de Venezuela, que ha decir de los expertos, va a camino a convertirse en un “polvorín” que puede explotar en cualquier momento.

Las acusaciones cruzadas entre el gobierno del dictador Nicolás Maduro y la oposición guiada por Juan Guaidó, no están haciendo más que incrementar la incertidumbre y la preocupación de los habitantes del país.

Lo importante es que la vacuna todavía no ha llegado a Venezuela. Las versiones más verosímiles hablan de la falta de pago por parte del gobierno, mientras que la gente de Maduro dice que la oposición es la que tiene frenados los fondos. Expertos y conocedores de la situación diaria del lugar afirman que la primera versión es la que tiene más asidero, y que hasta tanto la plata no llegue a los laboratorios, la vacuna no llegará a destino.

Igual, esto no parece preocuparle a Maduro, quien dice tener el remedio perfecto para neutralizar al 100% al ya no tan nuevo virus. Se trataría del “Carvativir” un antiviral con el que –según dice– se han hecho “experimentos masivos” con pacientes enfermos, y sus resultados han sido muy buenos. Antes ya había dicho que un organismo de investigación científica había encontrado una molécula que eliminaba completamente el COVID-19, y aunque es entusiasmarte la idea de que sea real, hay que recordar que antes, también había anunciado por cadena nacional que su antecesor, Hugo Chávez, ¡se le aparecía en forma de pajarito!

COVID: el ejemplo de Chile y el pajarito 2
Una persona es vacunada contra la COVID-19 en su vehículo en el Estadio Nacional de Santiago (Chile). EFE/ Elvis González

Volviendo a la realidad y yendo a Chile y su ejemplo, al ritmo vertiginoso de unas 180.000 vacunaciones por día, anunciaron que esperan alcanzar la meta de 5.000.000 de vacunados a fines de febrero y terminar el primer trimestre del año con 15 millones de personas inmunizadas. Realmente notable, si pensamos que Chile cuenta con un total de 18 millones de habitantes.

Según datos de la Universidad de Oxford hasta el 15 de febrero, Chile era el quinto país del mundo y el primero de Latinoamérica en administrar más dosis por número de habitantes.

Chile, que abrió sus fronteras en noviembre y exige PCR negativo y cuarentena de 10 días a todas las personas que lleguen, se encuentra en estado de excepción hasta marzo y con toque de queda entre las 22.00 y las 05.00 horas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here