Policías en ropas de civil detienen a un manifestante contra el gobierno en La Habana, Cuba, el 11 de julio de 2021. (Foto: VOA/Archivo)

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el jueves que su administración está estudiando si su tecnología existente puede lograr que los cubanos se conecten a internet sin tener que depender del monopolio estatal ETECSA, que controla el acceso a la red en la isla.

Las protestas masivas contra el gobierno que comenzaron el 11 de julio en Cuba demostraron una vez más el poder de convocatoria de internet. Miles de cubanos salieron a las calles al enterarse de primera mano por sus teléfonos móviles que otros salían a manifestarse en numerosas ciudades del país.

Al propagarse las protestas, el gobierno, entre sus primeras medidas, procedió a cortar el acceso a la red. La decisión frenó de plano el flujo de información en tiempo real cuando la policía y otros cuerpos oficialistas comenzaron a responder con la fuerza a los manifestantes.

El mecanismo no es nuevo, ya fue usado durante la Primavera Árabe en Egipto en 2010, este año por los militares en Myanmar después el golpe del 1 de febrero, y en otras ocasiones por regímenes represivos.

Aunque el gobierno cubano negó haber cortado la internet, la interrupción de las comunicaciones en línea desde Cuba fue evidente. Apenas el jueves se pudo observar un restablecimiento de algunos servicios y redes sociales.

Además del contacto con sus familiares y entre ellos, muchos cubanos usan internet para expresar la situación de carencias que atraviesan por medio de blogs, podcasts, diarios digitales y publicaciones en las redes sociales. Como en la isla todos los medios de prensa pertenecen al gobierno, es la única vía de información al extranjero de lo que sucede allí.

La reacción en Estados Unidos, especialmente de una comunidad de exiliados cubanos de más de un millón de personas, fue exigir a Washington la búsqueda de vías para proveer al pueblo de Cuba de un acceso a internet sin depender de ETECSA.

¿Existe la tecnología para llevar internet a los cubanos?

En respuesta, Biden dijo el jueves: «Estamos considerando si tenemos la tecnología para restaurar ese acceso”, pero ya otros, como el gobernador republicano de la Florida, Ron DeSantis, y el senador Marco Rubio, habían hecho propuestas en ese sentido.

Anteriormente el jueves, legisladores republicanos, entre ellos la cubanoamericana María Elvira Salazar, junto a DeSantis, pidieron a la Casa Blanca autorizar el suministro de internet a los cubanos en la isla.

Salazar dijo que es necesario que los cubanos sigan exponiendo al mundo los presuntos atropellos de los que son objeto durante las manifestaciones que se registran.

Rubio, por su parte, expresó en un tuit su satisfacción por las palabras de Biden: “Feliz de ver esta tarde que @potus (el presidente Biden) dijo que están abiertos a la idea que yo propuse el lunes de proveer acceso a internet al pueblo de Cuba”. Esto puede hacerse. ¡Hagámoslo!”

La presión está impulsando a la administración a buscar alternativas, pero la secretaria de Estado asistente para Asuntos del Hemisferio Occidental, Julie Chung, dijo que cualquier decisión saldrá de una discusión entre varias agencias del gobierno.

El miércoles, la senadora republicana Marsha W. Blackburn dijo a la Voz de América que la Ley de Autorización del Fondo de Tecnología Abierta que ella ha impulsado junto al senador Bob Menéndez, demócrata por Nueva Jersey, ayudaría mucho más a los países como Cuba, donde se ha bloqueado la internet.

Según Blackburn, la tecnología permitiría a las personas de países cuyos gobiernos bloqueen la internet “que sigan comunicándose” entre sí y con el exterior, pero no dio detalles de cómo sería esto en la práctica.

Globos y VPN

Mucho de cualquier alternativa recaería sobre el sector privado. DeSantis mencionó en una conferencia de prensa un proyecto llamado Loon entre Google y una compañía llamada Raven que utiliza globos a gran altitud para transmitir una señal que puede ser captada por teléfonos inteligentes desde tierra. La tecnología ya se usó durante el huracán María en Puerto Rico en 2017.

La idea sería colocar los globos cerca de Cuba en aguas internacionales.

Por el momento, se han propagado dos métodos por las redes sociales para los cubanos: el acceso al internet por satélite y la instalación de redes privadas virtuales (VPN, por sus siglas en inglés).

La VPN pretende simular que la persona está en otro lugar del mundo y no en Cuba, de manera que ETECSA es incapaz de detectar esa conexión dentro de la isla, y así se puede utilizar internet con normalidad.

El problema que tiene es que la aplicación debe descargarse o recibirla de un teléfono a otro.

Las redes satelitales se usan cuando hay desastres naturales y hay cortes en las comunicaciones.

El procedimiento es poner el teléfono en modo avión durante 16 segundos y reactivarlo sin utilizar los datos de internet del teléfono. Entonces se debe seleccionar la red 3G para poder utilizar la red satelital.

Se desconoce si alguien en la isla ha utilizado alguno de estos dos métodos para conectarse después del bloqueo del domingo pasado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here