Emma Martínez.

A la clase, que ya es hora!… Sí se pudo, ya se iniciaron las clases de manera presencial en el país, y junto a esto comenzó el nuevo modelo educativo “Educación Para Vivir Mejor”, conozcámoslo un poco más a fondo.

“Educación Para Vivir Mejor” fue implementado por el ministerio de Educación de la República Dominicana (MINERD) e inaugurado el pasado 20 de septiembre, el cual incluye contenidos útiles y trascendentes capaces de formar ciudadanos con valores, que persigue una educación con altos estándares de calidad, y que además de conocimientos, competencias, y principios, ayude a preparar ciudadanos capaces de incidir en los cambios y transformaciones que demanda la sociedad de hoy y del mañana, y que al mismo tiempo puedan desarrollar habilidades y destrezas que les permitan vivir mejor.

El nuevo modelo educativo está formado por 12 pilares: inclusión y equidad, pertenencia, relevancia, innovación, ciudadanía, calidad, empleabilidad, eficacia y eficiencia, autonomía, participación, flexibilidad, los actores (nuevos roles, nuevo perfil y mejor calidad de vida), ética y transparencia. Pero el que llamó más mi la atención fue “inclusión y equidad”, que va desde el uso de la herramienta de braille hasta un conjunto de políticas que van a asegurar que niños y niñas, con alguna discapacidad, tengan educación.

Los primeros días de este año escolar 2021-2022 fueron un éxito; sin embargo, no puedo dejar de mencionar el tema del COVID-19. “Vacúnate”, hasta el momento hay 240 puntos de vacunación en los centros educativos del país. El 99 % de los maestros de cada centro del país ya están vacunados, pero no podemos parar hasta llegar a que el 100 % de los maestros de cada centro tengan la dosis completa de vacunas; por tanto, se debe continuar con los protocolos de salud (usar desinfectante, mascarilla, aplicar el distanciamiento social), para que no haya una propagación del virus de la COVID-19 en ningún centro educativo. Desde mi punto de vista, no podemos hacernos de la vista gorda con el protocolo mientras pasan los días, debemos seguir manteniéndolo hasta que cada niño sea vacunado contra esta enfermedad, y aunque esto pase, es necesario seguir practicándolo para tener la menor diseminación posible del virus.

Devuelta a la alegria,

A nuestro segundo hogar,

Con nuestra segunda familia

Que emoción nos da.

Pero no podemos volver,

Sin seguir el protocolo de salud,

Que nos mantendrá sanos y salvos,

Unidos mientras aprendiendo en esta maravillosa aventura.

Que emoción me da ver los centros educativos como antes, con niños llenos de ganas de aprender, ver a los docentes de mi país de vuelta en su área de trabajo de manera presencial. ¡Cuántos anhelaban este momento!

¡Que el impacto del Señor nos mantenga el pulso equilibrado!

emma_martinez10@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here