Estudiantes, usando tapabocas, retoman clases en Puerto Príncipe (Haití). EFE/Jeanty Emmanuel/Archivo

Naciones Unidas, NY. – Un total de 280 personalidades de distintos ámbitos firmaron hace unos días una carta para pedir a los Gobiernos de todo el mundo y organismos internacionales más recursos para garantizar educación para todos los niños en medio de la pandemia del coronavirus. La misiva está dirigida al G20, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, entre otros, y ha sido remitida por el enviado especial de la ONU para la Educación Global, el ex primer ministro británico Gordon Brown. “Con más de 1.000 millones de niños aún fuera de las escuelas por el confinamiento, hay un riesgo real de que las crisis de salud pública creen una generación del COVID que pierda educación y cuyas oportunidades se vean dañadas para siempre”, advierte la carta.

Los firmantes piden que todos los países se comprometan a proteger el gasto educativo, dando prioridad a las necesidades de los niños más desfavorecidos, facilitando donde sea posible ayudas económicas para promover la escolarización. Además, reclaman a la comunidad internacional más gasto en ayudas educativas para los lugares del planeta con más dificultades y apuntan que la forma más sencilla de hacerlo es con la condonación de deudas a países pobres, a condición de que dediquen recursos a educación. La misiva pide también que el FMI emita derechos especiales de giro, en su moneda nominal, por valor de 1,2 billones de dólares para dirigirlos a los países más necesitados.

Los firmantes apuntan que la pandemia ha desatado una “emergencia educativa global” que se suma a una crisis ya existente con anterioridad y defienden que hacen falta respuestas urgentes. La carta remitida por Brown cuenta con el respaldo de numerosos exgobernantes, antiguos responsables de organismos internacionales o académicos. Entre los firmantes figuran, por ejemplo, el expresidente de México Vicente Fox, el exprimer ministro italiano Mario Monti, el británico Tony Blair, el exmandatario colombiano Juan Manuel Santos o el antiguo jefe de la diplomacia europea Javier Solana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here