El Distrito Escolar reabrirá las escuelas el 1 de marzo. Cortesía

Los estudiantes de las escuelas públicas de la ciudad iban a regresar a clases en febrero. Sin embargo, la Federación de Maestros de Filadelfia (PFT, por sus siglas en inglés) solicitó la mediación de terceras personas para asegurarse de que los maestros recibieran la vacuna contra el COVID-19, y de que los edificios escolares tuvieran la seguridad necesaria, incluida ventilación adecuada.

Por lo tanto, el Distrito Escolar de Filadelfia reconsidera reabrir las escuelas el 1 de marzo, empezando con el regreso a clases de los estudiantes PreK-2, cuyas familias eligieron el aprendizaje híbrido en el otoño.

“Como padres y guardianes, ustedes saben muy bien que muchos de nuestros estudiantes están teniendo dificultades, social, emocional y académicamente tras casi un año de interactuar con sus maestros y compañeros de clase a través de la pantalla de una computadora”, expresa un comunicado del Distrito Escolar de Filadelfia. Además, el regreso seguro de los niños a las escuelas por fases es un paso crucial para restaurar el sentido de comunidad y conexión que tantos estudiantes quieren y necesitan.

El superintendente, William Hite, continuará trabajando en colaboración con la PFT para encontrar puntos en común para que las escuelas púbicas de la ciudad puedan abrir lo más pronto posible, y ayudar a los niños y a las familias a salir adelante, a pesar de las dramáticas consecuencias de esta pandemia.

Regreso a las escuelas 1
Madres preocupadas por la seguridad en las escuelas. Cortesía

Desde marzo de 2020, miles de empleados del distrito han estado trabajando en las escuelas para preparar el aprendizaje seguro en clases presenciales. Se ha iniciado la vacunación de los maestros y para el personal no docente. Hay planes de pruebas rápidas de COVD-19 para los estudiantes y el personal. Además, se han invertido 65 millones de dólares en el equipo de protección personal para los estudiantes y el personal, estaciones de desinfección y separación con plásticos. Se ha reparado la ventilación y se han hecho acondicionamientos para mejorar el flujo de aire fresco; se han colocado señales de distancia social y se han implementado otras medidas de seguridad que aseguran que el nivel de transmisión del virus sea bajo en las escuelas públicas de la ciudad. También se han invertido 250 millones de dólares para corregir la presencia de plomo y asbestos en los edificios escolares.

Impacto seguirá informando a los lectores acerca de los planes del Distrito Escolar de la ciudad y   la Federación de Maestros de Filadelfia respecto al regreso seguro a clases.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here