Imagen de archivo que muestra varios alumnos tomando una clase en Houston (Texas). (Foto: EFE/José Luis Castillo)

Los Ángeles, EE.UU.- El Fondo México Americano de Educación y Defensa Legal (MALDEF) advirtió este miércoles de que hay políticos «sin escrúpulos» que amenazan la histórica decisión judicial que permitió a niños indocumentados asistir a escuelas públicas desde hace 40 años.

Este miércoles se cumple el aniversario cuarenta de la decisión de la Corte Suprema de EE.UU. contra una ley de Texas, estado que buscaba excluir a los niños indocumentados de las escuelas públicas mediante el cobro de una matrícula de 1.000 dólares, entre otras trabas, y que ahora amenaza de nuevo con esa marginación.

Desde 1977, MALDEF encabezó la batalla legal contra la ley en el caso conocido como Plyler contra Doe hasta llevarla a la Corte Suprema.

Con una votación de 5 a 4, el 15 de junio de 1982 la máxima corte falló a favor de los niños indocumentados al determinar que la ley era inconstitucional y violaba la Cláusula de Igualdad de Protección de la Enmienda 14.

Debido a este fallo, todos los niños tienen garantizado el acceso a una escuela pública gratuita desde jardín de infancia hasta el grado 12 sin importar su estatus migratorio.

En este sentido, el presidente de MALDEF, Thomas A. Sáenz, dijo en un comunicado este miércoles que la decisión «cambió esta nación».

«Al garantizar el acceso equitativo a la escuela pública, la decisión aseguró que millones de niños pudieran soñar con un futuro mejor para ellos y sus familias», agregó.

Sin embargo, Sáenz advirtió de que «los políticos sin escrúpulos seguirán amenazando el principio de Plyler».

En su opinión tales amenazas son indicaciones «vacías de desesperación electoral».

Hace unas semanas el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, levantó las alarmas de la comunidad inmigrante al decir que considera impugnar la decisión de la Corte Suprema en el caso de Pyler contra Doe.

«Creo que resucitaremos ese caso y retaremos este tema nuevamente, porque los gastos son extraordinarios y los tiempos son diferentes a cuando se emitió Plyler versus Doe hace muchas décadas», advirtió el gobernador el pasado 5 de mayo en el programa de radio conservador The Joe Pags.

Subrayó que la Corte Suprema falló en contra del estado. «Digamos que Texas tiene que soportar esa carga».

Las declaraciones de Abbott ocurrieron a pocos días de la filtración de un borrador de sentencia del Supremo de EE.UU. que, de salir adelante, eliminaría la protección del derecho al aborto vigente desde 1973 y permitiría a los estados prohibir las interrupciones del embarazo.

Con una mayoría conservadora en la máxima corte, las declaraciones de Abbott preocuparon a los defensores de los inmigrantes.

Sáenz añadió que «el sueño y el beneficio permanecen incompletos hasta que nuestro Congreso actúe para proteger a todos los ‘niños Plyler’ como adultos a través de la aprobación de una reforma migratoria».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here