Fuente: EFE

En esta oportunidad, nuestro cafecito virtual lo tomamos conversando sobre la construcción de la nueva masculinidad. Queremos conocer este movimiento que busca replantear el rol del hombre tradicional perpetuado por siglos. Nos acompañaron el autor Carlos Pérez Samano, que es el creador del grupo de Facebook “Nuevas Masculinidades” y la psicóloga social María Isabel Almaral, con estudios en asuntos de la mujer y muy vinculada a la nueva construcción del género.

La masculinidad forma parte de un relato mítico, mediante el cual se ofrece a los hombres la tierra prometida (en forma de reconocimiento social) siempre y cuando se adecúen a las normas de género que indica la sociedad. Carlos nos contó cómo surgió la iniciativa de comenzar este grupo que sirve para sensibilizar a la comunidad sobre la resignificación del ser hombre.

“Todo empezó leyendo sobre el movimiento ‘Me too’ (‘Yo también’, en México). Ese día hubo una gran cantidad de tweets sobre escritores mexicanos y mujeres que contaban cómo se habían sentido atacados y ofendidas por esto o aquello. Así comencé un proceso de reflexión sobre mi comportamiento, y que algunas veces quizás he actuado injustamente con mi privilegio de ser hombre, causando alguna incomodidad sin conocer todo el contexto de una situación; eso me hizo cuestionarme y problematizar esto, y dije; quizás no sea el único que se esté preguntando todo esto de la nueva manera de ser hombre… De ese modo surgió la creación del grupo”.

Por su parte, María Isabel nos hizo una reflexión partiendo del principio de que tanto mujeres como hombres son afectados por la errónea construcción de género que hemos practicado. “A mí me parece muy interesante que el cuestionamiento a la masculinidad hegemónica parta del impacto de esta masculinidad sobre a las vivencias de la mujer: las distintas formas de violencia, la subordinación etc., pero esta reflexión es importante, ya que nos está llevando a ver el impacto de este sistema cultural sobre los mismos hombres. Hay una carencia importante para pensarse, cuestionarse, reconstruirse y conectarse con sus emociones, con sus sentimientos. No podemos decir que son todos los hombres, y que es exactamente la misma vivencia para todos, pero sí podemos reconocer que a muchos hombres les cuesta conectarse con sus sentimientos”.

Un enemigo en común, el patriarcado 1
La demostración de afecto es símbolo de una masculinidad nueva. (Foto ilustrativa)

El discurso de las nuevas masculinidades tiende a estar centrado en la mujer y se debe voltear a mirar al hombre, que de alguna manera también tiene el mismo enemigo en común: el patriarcado. Estamos viviendo en una cultura que nos está oprimiendo igualmente, aunque no de la misma manera ni con las mismas consecuencias, pero todos estamos presos en un esquema que nos dice cómo comportarnos, y al final, todos estamos buscando una liberación de estas estructuras que nos oprimen, para poder realmente conectarnos con nuestro ser.

Madre Tierra es una producción de radio y televisión en Filadelfia, que semanalmente toca temas de interés para la comunidad. Si quieres saber más, visita www.madretierraphilly.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here