Hallan restos humanos donde realizaron búsqueda de soldado Vanessa Guillén

0

Houston (TX), 30 jun (EFE News).- El Comando de Investigación Criminal de las Fuerzas Armadas confirmó este martes el hallazgo de restos humanos en el Condado de Bell, Texas, en el marco de la investigación de la desaparición de la soldado Vanessa Guillén.

«Los agentes han descubierto lo que se ha descrito como restos humanos parciales después del análisis de un antropólogo forense», señaló la entidad en un comunicado.

Los restos, hallados en el Río León, por el momento no han sido identificados y fueron encontrados tras un alerta de un residente, según el medio local WIFR, en la misma zona donde las autoridades realizaron una búsqueda el pasado 22 de junio.

En el área se mantiene miembros de este cuerpo, además de agentes del FBI, de los Texas Rangers y del Departamento del Alguacil del Condado Bell.

Guillén, de 20 años, desapareció el pasado 22 de abril. Fue vista por última vez poco después de las 11.30 de la mañana de ese día, aparcada en el estacionamiento de su escuadrón en la base militar Fort Hood, en Texas, donde estaba asignada.

Este martes, sus familiares pidieron una investigación independiente por parte de las autoridades federales ya que acusan al Ejercito de encubrimiento en el caso.

Se ha ofrecido una recompensa de 50.000 dólares para quien de pistas de la hispana, nacida en Houston, y sobre la que los investigadores sospechan fue víctima de un «acto criminal».

La Liga de Ciudadanos Latino Americanos Unidos (LULAC, en inglés) instó hoy a las familias a que no envíen a sus hijas al Ejército donde «no tienen protección».

«Parte el corazón y estamos furiosos y angustiados por la desaparición de Vanessa en una base militar estadounidense», sostuvo en una declaración el presidente de LULAC, Domingo García. «Aún más preocupante es la falta de atención por su vida y bienestar».

El caso de la hispana ha suscitado que bajo la etiqueta #iamvanessaguillen cientos de mujeres miembros de las Fuerzas Armadas compartan en las redes sociales sus propios testimonios como víctimas de acoso y abuso sexual.

«Los militares no están ayudándonos a encontrar a Vanessa», dijo la abogada de la familia, Natalie Khawam, a la cadena CBS News de televisión. «Están ocultando la información porque no quieren que sepamos qué ocurrió».

En un mensaje en Facebook, la familia afirmó que «debido a la falta de respuestas, seguridad y responsabilidad en Fort Hood, exigimos que se realice una investigación en el Congreso».

«Es decepcionante cómo la base militar Fort Hood no le ha dado respuestas a la familia de Vanessa», añade el mensaje. «Nuestros soldados merecen estar seguros y ser respetados mientras se encuentran en servicio, esos soldados están poniendo su vida en nombre de Estados Unidos, mientras la propia familia del Ejército ha fallado en respetarlos mental, física y sexualmente”.

Khawam indicó que la familia quiere que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) u otra agencia federal se haga cargo del caso ya que los militares «están encubriéndose los unos a los otros».

Para aumentar la presión, la familia y la abogada anunciaron que estarán el próximo jueves en Washington para, en conferencia de prensa frente al Capitolio, dar detalles de la desaparición de la joven latina.

Guillén, fue vista por última vez usando una camiseta negra y pantalones púrpura, en un estacionamiento de la base. Las autoridades hallaron las llaves de su vehículo, su billetera y tarjeta de identificación en la armería de la base donde ella había estado haciendo ejercicio, pero su teléfono todavía no se ha encontrado.

Domingo García, presidente de la Liga de Ciudadanos Latinos Americanos Unidos, dijo que «los militares están investigando a su propia gente y eso crea un conflicto de intereses».

Khawam señaló que se tiene entendido que la joven «fue hostigada sexualmente por un par de sus superiores en dos ocasiones diferentes de las cuales ella dio cuenta a la familia, sus amigos y sus colegas».

El Comando de Investigación Criminal del Ejército indicó, en un boletín de prensa, que sus funcionarios «están haciendo todo lo posible» para hallar a Guillén y que han estado «investigando de manera agresiva todas las pistas» desde que se les informó de la desaparición el 23 de abril.

«Ésta o es simplemente una investigación policial de la desaparición de una persona sino una operación en plena escala para encontrar a una de los nuestros y traerla a casa», añadió el boletín. «Hay, obviamente, información de la pesquisa que no podemos compartir con el público para proteger la integridad de la investigación en marcha».

Guillén es la segunda soldado que ha desaparecido en Fort Hood en meses recientes y Khawam dijo a CBS News que «sea lo que sea que ocurre en esa base debe ser investigado porque nadie está seguro».

El soldado Gregory Morales, que revistaba también en Fort Hood, desapareció en agosto de 2019 y sus restos fueron hallados el pasado 19 de junio en un caso que el Ejército investiga bajo la sospecha de una acción criminal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here