Imagen del senador demócrata Dick Durbin. EFE/EPA/Jim Lo Scalzo/Archivo

Washington. – El senador Dick Durbin, demócrata de Illinois, y el republicano Lindsey Graham, de Carolina del Sur, presentaron este jueves nuevamente un proyecto de ley que abriría la senda a la ciudadanía estadounidense para casi dos millones de inmigrantes indocumentados beneficiarios o elegibles para el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

Los dos senadores presentaron en 2018 y nuevamente en 2019 su Ley del Sueño con el propósito de amparar a inmigrantes indocumentados que fueron traídos al país cuando eran menores, y cuya deportación quedó en suspenso desde que el entonces presidente Barack Obama decretó en 2012 una postergación de la expulsión.

En 2018 el entonces presidente Donald Trump canceló DACA, lo cual causó demandas legales que han llegado al Tribunal Supremo de Justicia, el cual, se espera, dará un fallo en los próximos meses.

La Ley del Sueño, así nombrada por el término de «soñadores» que se dan a sí mismos los jóvenes amparados por DACA y que alude al «sueño americano», no progresó el año pasado en el Congreso, donde los republicanos tenían mayoría en el Senado y eran minoría en la Cámara de Representantes.

Este año, con mayoría demócrata en ambas cámaras y con el demócrata Joe Biden en la Presidencia, el Gobierno ha anunciado una política migratoria diferente y tanto Durbin como Graham creen que este contexto político es más favorable para la legalización de los «soñadores» y sus familias.

Greisa Martínez Rosas, directora ejecutiva de la organización United We Dream, indicó en un comunicado que la reintroducción de la Ley del Sueño en el Senado «es una prueba directa del poder innegable de los jóvenes inmigrantes y nuestros aliados, que han empujado por una legislación significativa que proteja a nuestras comunidades».

«El Congreso tiene la responsabilidad de poner fin a una demora de 35 años en la aprobación de legislación migratoria significativa estableciendo un alivio permanente para los jóvenes inmigrantes y los trabajadores esenciales», agregó.

Por su parte, el presidente de FWD.us, Todd Schulte, declaró que «la aprobación de este proyecto en las próximas semanas es urgente, dado que el programa DACA sigue estando bajo una inminente amenaza legal y millones de soñadores están en riesgo de deportación».

Más escéptica, Erika Andiola, prominente líder del movimiento de los «soñadores», declaró en Twitter: «He perdido la cuenta de cuántas veces (la Ley del Sueño) ha sido introducida».

«No importa cuántos proyectos de ‘senda a la ciudadanía’ sean presentados si los demócratas no tienen la voluntad de hacerlo. No tengo fe en que los republicanos apoyen cualquier proyecto que no les dé a cambio más leyes xenófobas», dijo Andiola, a la vez que urgió a la aprobación del nuevo proyecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here