Durante 5 años, Guadalupe trabajó duro para superar su traumática experiencia. Aprendió inglés e incluso comenzó su propio negocio de limpieza. Foto cortesía

Guadalupe recibió su tarjeta de residencia después de auto peticionarse mediante la Ley de Violencia contra la Mujer. Durante 5 años, Guadalupe trabajó duro para superar su traumática experiencia. Aprendió inglés e incluso comenzó su propio negocio de limpieza. En 2019, Guadalupe fue referida a los Servicios Legales de Inmigración de Esperanza (EILS) por sus siglas en inglés, por un amigo que había recibido previamente asistencia legal de naturalización. A través de EILS, pudo recibir una exención de tarifas para su solicitud, aliviando una enorme carga financiera que de otro modo la hubiera podido frenar. Guadalupe asistió a su entrevista de naturalización en la oficina de USCIS con un miembro del equipo de EILS. El día de su entrevista, Guadalupe recibió la buena noticia de que se aprobó su naturalización. Al día siguiente, la ciudad cerró debido al COVID-19 y se le notificó que la notificación de la ceremonia heroica se enviaría por correo. A fines de mayo de 2020, Guadalupe recibió su nuevo aviso de ceremonia de juramento reprogramado y poco después asistió a una ceremonia de juramento modificada y más pequeña que se adhiere a las pautas y protocolos de los CDC.

Con la ayuda de EILS, Guadalupe pudo acceder a los recursos que necesitaba para sentirse protegida y libre en los Estados Unidos. Ahora puede sentirse segura de su situación en el país y comenzar el proceso de divorcio. Pero Guadalupe quizás estaba más emocionada de registrarse para votar y usar su voz como ciudadana estadounidense. Si también desea recibir servicios legales de naturalización, no dude en comunicarse con nosotros al 347 719 1402 o en eils@esperanza.us para obtener más información.

Según el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS), más de 757,000 personas se convirtieron en ciudadanos solo en el año fiscal 2018. Estas 757,000 historias únicas de superación y esperanza son solo una fracción de los millones que son elegibles para postularse cada año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here