Crédito Visit Pittsburgh

Filadelfia, PA- Mientras la senadora Harris y el vicepresidente Biden visitaron Pensilvania en estos días, voceros de la comunidad y un estudio publicado, hicieron presente que la política climática en el estado ha cambiado, y que la mayoría de los habitantes de Pensilvania están preocupados por la crisis climática y quieren que los líderes tomen medidas audaces ahora. Una encuesta reciente ha mostrado algunos datos útiles sobre la opinión de los votantes en Pensilvania respecto a una acción climática audaz:

Los votantes del estado apoyan firmemente la acción audaz sobre el clima. Una abrumadora mayoría (83%) de los votantes de Pensilvania cree que el cambio climático es un problema grave, y el 46% llega a decir que es un problema muy grave.

Los votantes quieren líderes que se comprometan a tomar medidas sobre el cambio climático e invertir en energías renovables para ayudar a la recuperación de la economía del estado y del país.

El 73% dice que apoya que el gobierno de EE. UU. tome medidas enérgicas para combatir el cambio climático. Un 74% apoya la transición del país a una electricidad 100% limpia para 2035 y el 73% apoya una economía de energía limpia para 2050.

El 71% está a favor de invertir 2 billones de dólares en los próximos cuatro años para construir infraestructura de energía limpia. Los votantes apoyan las inversiones en energía limpia en lugar de subsidios y exenciones fiscales para las empresas de petróleo y gas por un margen de 20 puntos.

A partir de estos datos, el debate sobre el cambio climático, la fracturación hidráulica y la energía limpia parecen haber aumentado el liderazgo y la favorabilidad de Joe Biden en este estado que esta entre los que pudieran decir el rumbo que tome el país los próximos 4 años.

La encuesta encontró que Biden tiene una sólida base de apoyo en el estado, donde según algunas encuestas dicen que actualmente tiene una ventaja de 8 puntos sobre Donald Trump (50-42). Sin embargo, cuanto más la campaña habla de energía, acción climática radical y control a la fracturación hidráulica o “fracking”, la ventaja de Biden aumenta hasta una ventaja de 12 puntos. Además, la favorabilidad de Biden mostró un aumento de +4 (50-46) a +15 (56-41) después de presentar a los votantes el plan de los demócratas sobre energías limpias.

En general, los votantes de Pensilvania parecen estar a favor de una fuerte acción sobre el clima y a favor de las energías limpias. Si bien el apoyo a políticas favorables al clima y a la energía limpia, así como las regulaciones sobre la fracturación hidráulica es mayor en el sureste de Pensilvania, el apoyo es fuerte en todo el estado.

En particular, el apoyo a estas políticas en el área de Pittsburgh es significativo. Por un margen de 12 puntos (56-44), los votantes de esa área prefieren hacer inversiones en energía renovable antes que apoyar a las empresas de petróleo y gas para ayudar a que la economía del estado y del país se recupere.

Los votantes de Pittsburgh también apoyan regulaciones más estrictas sobre la fracturación hidráulica por un margen de 38 puntos (64-26) y el apoyo sigue siendo alto cuando se enumeran regulaciones específicas, como aumentar la distancia mínima entre los sitios de fracturación hidráulica y los hogares y exigir la divulgación de todos los productos químicos utilizados en ese proceso. (64-26).

Los votantes parecen compartir la idea del impacto negativo que tiene la fracturación hidráulica en el cambio climático y en la salud del estado; por esto, según la encuesta, el 71% en general apoya las regulaciones ambientales y de reducción de emisiones.

Si bien los votantes apoyan la industria del gas natural (61% favorito / 23% desfavorable), es claro que no ven con buenos ojos la fracturación hidráulica (32% favorito / 50% desfavorable).

Con información de la Secretaría de Prensa Hispánica Demócrata.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here