(Foto: EFE/Archivo)

Como una “olla de presión”, así están describiendo los expertos el impacto de la ola de calor que se ha venido viviendo en el Noreste de Estados Unidos. Según la Organización de Naciones Unidas, ya se han batido tantos récords de calor en Estados Unidos, que es difícil hacer un seguimiento

La ola de calor actual es un resultado directo del impacto del cambio climático y si Estados Unidos no logra concretar una medida de acción climática audaz, el problema empeorará considerablemente. 

La infraestructura de Estados Unidos no está preparada para resistir los efectos del clima extremo y esta ola de calor lo está dejando en evidencia con apertura de concreto hasta cortes de electricidad.

“Las olas de calor y en este caso la cúpula de calor es un resultado directo del cambio climático. Los fenómenos de clima extremo están empeorando drásticamente, poniendo en riesgo la vida de miles de latinos en Estados Unidos, muchos que trabajan en el exterior a pleno sol. Necesitamos que el Congreso actúe y apruebe una acción climática efectiva que tenga un impacto en la reducción de emisiones”, dijo Antonieta Cadiz, vocera de Climate Power. 

“No habrá puente, calle, ni red eléctrica que resista los impactos del clima extremo en el corto y largo plazo, ya sea por olas de calor, frío, sequía, huracanes récord e inundaciones, si no aprovechamos la oportunidad ahora para aprobar una legislación climática significativa en el Congreso que nos ayude a mitigar el cambio climático”. 

LOS DATOS DE LA EMERGENCIA

  • Varias ciudades en el noroeste del Pacífico vieron un calor récord el lunes, incluidas Portland (116 grados), Salem (117) y Olympia (110).
  • Se emitió un aviso de emergencia en ciudades del noroeste, entre ellas Filadelfia martes y miércoles.

La infraestructura de Estados Unidos no está preparada para el clima extremo:

  • La infraestructura vial en el estado de Washington sufrió daños debido al calor extremo.
    • El oeste de Washington vio varias carreteras afectadas por el calor, incluida la I-5.
    • Un panel de hormigón se abrió en la sección norte de la Interestatal 5 a unas 12 millas al sur de Seattle.
    • Los trabajadores de Seattle echaron agua a los puentes levadizos al menos dos veces al día para evitar que el acero se expandiera con el calor.

CIENTOS DE MILES CON CORTES ELÉCTRICOS

  • En el este de Washington, Idaho y Oregon, instituyó cortes continuos por primera vez en la historia.
  • Los hospitales de Oregon vieron un aumento en los visitantes debido a enfermedades relacionadas con el calor. 128 personas buscaron tratamiento por enfermedades relacionadas tan solo por el calor el domingo.

Los Latinos son los más afectados por las olas de calor

  • Los latinos tienen un 21 por ciento más de probabilidades que los blancos no hispanos de vivir en las zonas más calurosas de las ciudades. Según un informe de 2016 del NRDC: “A nivel nacional, los hispanos tienen un 21 por ciento más de probabilidades que los blancos no hispanos de vivir en las partes más cálidas de las ciudades, que tienen una alta concentración de superficies que retienen el calor y poca o ninguna cubierta de árboles.  
  • Los latinos tienen alrededor de tres veces más probabilidades de morir en el trabajo por causas relacionadas con el calor que los blancos no hispanos. Según un informe de 2016 de la NRDC: “En 2015, los hispanos constituían más del 48 por ciento de los trabajadores de producción agrícola y ganadera del país y más del 28 por ciento de los trabajadores de la construcción. Como resultado, los latinos estadounidenses tienen aproximadamente tres veces más probabilidades de morir en el trabajo por causas relacionadas con el calor que los blancos no hispanos.»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here