Una vida saludable comienza con una buena alimentación (Foto: Ilustrativa/Pexels)

La mayoría de las veces cuando hablamos sobre hábitos de vida saludable, pensamos en una larga lista de prohibiciones en cuanto a los alimentos se refiere, además, se suele asociar a varias horas en el gimnasio o realizando una actividad deportiva, lo cual no es siempre así. Estas son unas cuantas ideas muy fáciles para implementar hábitos de vida saludable.

Lo primero y más importante es eliminar los pensamientos de negatividad hacia el tema; enumera los motivos positivos de iniciar con propósito este nuevo cambio, de los cuales hay muchos, por ejemplo, estudios científicos demuestran que las personas con hábitos de vida saludables tienen mayor expectativa de vida y con mejor calidad. Pero no siempre es directamente proporcional, por lo que aclaro que estos cambios no son únicamente por el aspecto físico, porque va más allá de un prototipo de cuerpo, esto es acerca de tu salud en todo el sentido de la palabra.

Sobre la preparación de los alimentos es útil aprender a conocerlos más allá del color o el nombre, investiga sobre cómo es la planta, si es posible tenerla en una huerta en casa, y que vitaminas, minerales y beneficios te regalan cuando las consumes. Hacer de esto una experiencia para conocer y descubrir más sobre lo que comemos, hará que sea más llevadero hasta que se vuelva una normalidad en tu vida. Ve disminuyendo los alimentos procesados en tu hogar, cuando compres algo, lee los ingredientes que usualmente son escritos en orden de mayor a menor cantidad, así puedes ver si verdaderamente lo que dice tal producto es su principal ingrediente, además, si no conoces la mayoría de los componentes, -varios con nombres impronunciables- o sabes previamente que no son beneficiosos para ti, mejor no compres ese producto.

Ponte metas a corto plazo, por ejemplo, proponte que, en 3 o 4 semanas irás dejando los alimentos procesados e irás aumentando los vegetales en tus comidas; disminuirás o eliminarás el azúcar, y finalmente, inicia con un mínimo de 30 minutos diarios de ejercicio, el de tu preferencia, no tiene que ser en un gimnasio, ni con un entrenador privado, ni con el nutricionista. De las 24 horas del día, regalales a tus huesos, músculos, corazón, pulmones, hormonas, hígado, cerebro, tan solo 30 minutos en devolución de todo lo que ellos te ofrecen cada día, y así aumenta tus endorfinas diarias, lo que automáticamente ira mejorando tu estado de ánimo, tu vitalidad y hasta tu apariencia física.

Anímate a llevar estos consejos a tu vida, y no pares tan solo en leer este artículo, sigue informándote adecuadamente, aumenta los cambios cada vez que llegues a tu meta y, ¿porque no?, invita a familiares y amigos a hacer parte de una vida verdaderamente saludable.

1 Comentario

  1. Mi Mariales completamente de acuerdo, excelente articulo, la alimentacion es un factor muy importante para mantenernos sanos tanto de mente como de cuerpo, como deportista que soy todos estos tips aclaran que un cuerpo santo te mantiene sano para toda la vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here