Siria Rivera Directora Ejecutiva Centro Providence. Cortesía

Filadelfia, PA – Desde hace casi un año Siria Rivera se desempeña como la Directora Ejecutiva el Centro Providencia en Fairhill, que ofrece programas educativos para que niños, jóvenes y adultos logren transformar sus vidas y su comunidad. Los programas dan apoyo socioemocional y académico en un ambiente seguro, y por medio de proyectos comunitarios se forman líderes y modelos a seguir.

Siria abandonó la escuela durante un tiempo y esa experiencia la motivó a servir en esta área, “la misión del Centro es lo que yo necesité estando joven, tener la posibilidad de contar mí historia y tener algo que me dé esperanza”.

Siria nació en Estados Unidos es primera generación, la mayor de 3 hijos de familia puertorriqueña, en su casa se hablaba español y creció siendo bilingüe. Cuando sus padres se separaron, su estructura familiar se rompió, y provocó que repitiera 7mo. Grado.

Una mentora transformó mi vida 1
Aquí se crean esperanzas para jóvenes y sus familias Centro Providence. Cortesía

Su madre tuvo que redoblar esfuerzos, y para cuando Siria estaba en decimo grado, decidió abandonar la escuela porque venía venir la posibilidad de volver a reprobar el año escolar, no sus grados sino por el alto número de inasistencias, a pesar de sus buenas calificaciones decidió, abandonar la escuela y se puso a trabajar. Por su formación en casa, sabia lo importante que era estudiar, pero el sistema educativo tradicional no se ajustaba a sus necesidades.«Decidí que tomaría mi GED (Certificado de preparatoria por sus siglas en inglés) por recomendación de un trabajador social, que me asistía en ese momento y para mi sorpresa no sólo aprobé, sino que lo hice con puntuación superior a la media en comparación con el nivel estatal. ¨ nos dijo.

Después de estudiaren un colegio comunitario, transferir créditos, tomar cursos en línea, fue a la Universidad Rutgers para la licenciatura en estudios bilingües y biculturales y finalizó su maestría en liderazgo educativo en la Universidad La Salle. “Siempre valoré el ser latina-caribeña, saber hablar español, y mi obsesión por aprender me hizo preguntarme ¿y ahora qué hago con eso? Por eso elegí mi licenciatura en estudios bilingües y biculturales”.

Cuandole preguntamos en donde está la clave de su éxito, Rivera nos respondió ¨Sé que no hice lo que todos hacen, eso nadie te lo enseña. Gracias a mi mentora, aprendí que siempre hay otras opciones, pero hay que buscarlas. Cada oportunidad que tuve fue porque yo hablé con gente y ellos me contactaron con otros, para que alguien me apoyara a descubrir mis habilidades ¨.

Una mentora transformó mi vida 2
Un lugar donde puedes buscar ayuda Centro Providence .Cortesía

En el Centro Providence, dice, crean esperanza, ¨Yo no tenía con quien hablar, estaba sola…te puedes conectar con la ayuda y darte un voto de confianza, porque a veces lo que aprendes de otros es lo que NO hay que hacer, tienes que ser honesto y ser tú mismo. Hay mucha gente que se desespera, si yo no hubiese tenido paciencia, si no hubiese esperado no habría logrado conversar y conocer a gente que me ha ayudado¨.

Para Siria es importante fomentar relaciones y buscar soluciones alternativas, porque no siempre el modo tradicional funciona para todos. “Nosotros en el Centro Providence trabajamos con niños, jóvenes y adultos; con toda la familia porque esta generación los ¨millenialls¨, saben que tenemos que conocer a gente de distintas generaciones latinas y de color para crecer.

Siria Rivera cree firmemente que para salir adelante debes: “apoyarte en la gente que cree en ti , tienes que ser genuino, ser paciente , tener seguridad en ti mismo, si no sabes cuánto te pueden ayudar otras personas, te vas a limitar”.

Una mentora transformó mi vida 3
Sentirse seguro y contar tu historia es como empezar Centro Providence .Cortesía

Para Siria es muy importante compartir historia “si más gente comprende tu historia entenderá que hay más opciones. El mundo quiere decirte lo que vas a hacer a los 16 años, yo quiero darles esperanza y hago esto por todo lo que yo pase cuando joven”.

Por las difíciles experiencias vividas, Siria Rivera está feliz de haber podido regresar al barrio que la vio crecer y contribuir con su comunidad.  De verdad “es bueno saber que hay gente que está dispuesta a apoyar el desarrollo del liderazgo en los jóvenes”. Por todo esto y más, Siria es una Vida de Impacto.

Bilingual Educational Services
petymarcet@gmail.com
267 970 4848

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here