Querido lector

0
Miedo

Estamos en medio de tiempos difíciles. Primero nos golpeó el virus que resultó en muchas muertes, encierros y restricciones a nuestras libertades. A lo largo de todo esto, fuimos golpeados por protestas masivas que invadieron muchas ciudades, entre ellas esta ciudad. Todos somos testigos de la destrucción de propiedades y, en algunos casos, de la muerte prematura de personas. El resultado fue el miedo, no sólo el miedo al virus, pero de perder nuestra propia vida, aparte del miedo a perder nuestras posesiones.

Luego, llegó noviembre 2020, con muchas irregularidades, especialmente durante las elecciones. A todo esto hay que sumarle, como si fuera una culminación, el caos que ahora estamos viviendo. Aunque, cabe señalar, que no es la primera vez que el Congreso participa en una situación como esta. La historia tiene muchos ejemplos de ello.

Con todo lo difícil y caótico que estos tiempos han sido, y siguen siendo, creo que nos están presentando una oportunidad, para que todos, y cada uno de nosotros, reflexionemos sobre nuestros valores, y miremos con determinación lo que representamos como comunidad.

Cuando camines por la calle, marcha siempre por tu derecha. Cuando subas o bajes una escalera, conserva tu derecha. Cuando estés en duda, ponte al lado de la razón. Cuando veas que se tuerce el curso de los acontecimientos, busca siempre el lado de lo justo. Cuando la tentación te asalte, mantente en el camino del bien. Cuando te fallen los hombres, conserva tu serenidad. Cuando te sientas abatido, haz fuerza de tus flaquezas. Cuando el mundo no te comprenda, recurre a la justicia divina. Cuando todo a tu alrededor te parezca caos, permanece tranquilo. Cuando te encuentres perplejo y resuelto a rendirte, levanta tu ánimo. Cuando te sientas ya al borde de la depresión, no pierdas la cabeza. Piensa bien, actúa bien; haz el bien y todo te saldrá bien.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here