La Dra. Nelly durante uno de los muchos eventos de salud y bienestar que organizó. Foto Facebook

El COVID-19 se ha llevado muchísimo de nuestras vidas. Desde la estabilidad laboral, negocios, casas, libertad, paz mental y emocional, hasta matrimonios, entre otras perdidas. Y todo eso es relevante cuando pensamos que también se ha llevado vidas de seres humanos en nuestra comunidad. La semana pasada fue una semana muy difícil, al ver aumentar la lista de personas que se está llevando el COVID. La semana pasada, un gran amigo y líder de nuestra comunidad me dijo que nuestra querida doctora, Nelly V. Alcántara, falleció porque perdió la batalla contra el COVID-19 el día 14 de enero de 2021, a la edad de 69 años. 

La Dra. Nelly fue una gran mamá, esposa, abuela, amiga y líder de nuestra comunidad. Nació el 15 de noviembre de 1951 en Yungay, Ancash, Perú; de Virgilio Rivera y Cruz Victoria Miranda. Dedicó su vida a compartir amor y luz donde quiera que iba. Su compasión y la labor social fueron características que la identificaron; y a través de su profesión como doctora homeopática, ayudó a muchos a recuperar su salud. Vivía enfocada en aprender y compartir la espiritualidad con todos a su alrededor, logrando impactar a muchos. 

Lo que el COVID se llevó 1
La Dra Nelly Alcántara amaba el contacto con la naturaleza. Foto: Facebook

Su familia publicó el pasado domingo en Facebook un mensaje, dejándole saber a la comunidad en general la triste noticia. En él se refirieron a la valentía con el que Nelly se enfrentó a la enfermedad. Pidieron que se les respete su privacidad y además informaron que, debido al inminente peligro del virus, no se hará una ceremonia funeral abierta al público. Están ideando alguna forma de hacerle un tributo como se lo merece, y apenas lo decidan lo dejarán saber. Además, cierran con la gran invitación a continuar usando la mascarilla y mantener la distancia social. 

Las pérdidas humanas han sido la cuota más alta que se está pagando durante esta pandemia.

Sueño con que nuestro gobierno abra una oficina de atención, única y exclusivamente para apoyar a las familias y amigos de los seres humanos que han perdido sus vidas a raíz del COVID-19. En otros países como en Holanda, ya lo han hecho.

Definitivamente, es un reto demasiado fuerte para enfrentarlo sin ayuda profesional. Los invito a expresar su amor, agradecimiento y luz a los demás, porque quizás cuando lo quiera hacer, ya esas personas no estén con nosotros. Descansa en paz y vuela alto, mi querida doctora Nelly, que ya te fuiste al encuentro con la energía del Padre y universal. Nuestro Dios, mi Pachuchis. 

Visite https://www.pa.gov/covid y esté actualizado acerca de esta pandemia. Para más información sobre este tema, contáctenos en las redes sociales: Manifestando Tus Sueños, con Lili Daliessio, o en Latina Wellness Circle.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here