Científicas Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna, Premio Noble de la Química 2020. Cortesia (FPA)

Garnet Valley, PA – El miércoles 7 de octubre, la Academia Real de Ciencias de Suecia le otorgó el Premio Nobel de Química del 2020 a las científicas Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna, por el desarrollo de un método para editar el genoma.

Jennifer creció en Hawaii y desde pequeña le interesó el saber cosas. Emmanuelle ha vivido en cinco países y siempre ha seguido el camino de descubrir cosas nuevas. ¿Cómo estas dos grandes mentes femeninas se unieron? Las investigaciones de Jennifer y su grupo la llevaron a estudiar cortas repeticiones palindrómicas regularmente agrupadas y espaciadas (CRISPR, por sus siglas en inglés). Hay genes con secuencias parecidas a las de CRISPR llamados CRISPR-asociados (cas), que se especializan en desenrollar y cortar pedazos del DNA. Por otro lado, Emmanuelle y su grupo demostraron que la molécula RNA CRISPR trans-activadora (tracRNA), desarman los virus al cortar el DNA. En el 2011, durante una conferencia en la Isla del Encanto, las dos científicas se reunieron y mientras caminaban las calles del Viejo San Juan, comenzaron a discutir una colaboración.

Los primeros experimentos fracasaron, pero su perseverancia terminó por brindar resultados sorprendentes. Uniendo el conocimiento de ambos grupos averiguaron cómo unir ambas moléculas (tracRNA y CRISPR-RNA), para formar lo que llamaron guíaRNA, que funciona como tijeras genética. El uso de estas tijeras para cortar el DNA en posiciones específicas es lo que les mereció el premio Nobel.

En los ocho años desde que crearon este proceso conocido como CRISPR, miles de experimentos han sido publicados por científicos, utilizando la técnica para alterar el DNA de organismos tan diversos como mariposas, hongos, tomates y humanos. Las aplicaciones incluyen agricultura y medicina, entre otros; y aunque estas están más relacionadas con la biología, la técnica “requiere química muy sofisticada y muy seria” indicó Luis Echegoyen, presidente de la Asociación Química Americana. CRISPR se ha utilizado también para preparar pruebas rápidas para diagnosticar el COVID-19.

Este premio significa mucho para mí, como química es un orgullo ver a dos mujeres ganar el Nobel, ya que solo siete mujeres han ganado este premio anteriormente, y es la primera vez que solo mujeres ganan este honor. Con este artículo espero inspirar a todas las niñas interesadas en las ciencias a luchar por sus sueños. Hay muchas lecciones en esta historia. La importancia de descubrir cosas nuevas, el aprovechar todas las oportunidades que se presentan, trabajar en colaboración, y el que ser perseverantes puede llevar a grandes triunfos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here