La música estuvo a cargo de Tino Serrano, Freddy Martín, William Mandujano y Ángel Velez.

El pasado 24 de junio Taller Puertorriqueño estuvo de fiesta. La comunidad latina se dio cita para bailar, comer, pintar, reír, saludar y conversar, gracias al llamado de la “La Guagua 47”, un proyecto fundado y lidereado por Alba Martínez, abogada, exejecutiva, compositora y activista puertorriqueña.

EL PROYECTO

Cuando Alba abordó el bus de la ruta 47 de SEPTA en la esquina de la 5th Street en el norte de Filadelfia, nunca pensó que ese viaje le cambiaría la vida, ya que encontró el cariño de su gente latina.

El objetivo de este proyecto es difundir la conexión que existe entre este medio de transporte y la comunidad latina mediante la proyección de una película que rodará próximamente, y donde se expondrá “La Guagua 47”, un bus de la ruta 47 de SEPTA “transformado”, decorado con arte latino hecho por la misma comunidad, diseñado por el muralista, artista y activista, el artivista César Viveros.

“Este trabajo explora la importancia de las comunidades latinas en Filadelfia a través del papel integral del transporte público para los inmigrantes, los desfavorecidos socioeconómicamente y las poblaciones consideradas ‘otras’”.

Rosa Ruíz asesorando a los niños para armar magnas flores de colores.

EL LUGAR

Poco antes de las 5:30 PM la gente comenzó a llegar al recinto ubicado en el 2600 de la N 5th St, conocido también como “El Corazón Cultural del Barrio”, y reconocido como el más antiguo centro cultural latino, fundado en 1974.

El público se mostró muy entusiasta para pintar los lienzos con los dibujos que adornarán a La Guagua 47.

LA MÚSICA

Al llegar por el lado del estacionamiento, las familias eran recibidas con música de la banda del maestro Tino Serrano en los bongos, acompañado de Freddy Martín en el piano, William Mandujano en el bajo, y de Ángel Velez en la trompeta.

La música estuvo a cargo de Tino Serrano, Freddy Martín, William Mandujano y Ángel Velez.

EL ARTE

César Viveros, Nicolás Nava, y Efraín Herrera, artistas mexicanos dirigían la obra artística sobre largos lienzos de pellón, teñidos a mano en tonos rosas y verdes, el cual estuvo inspirado en la serpiente emplumada o Quetzalcóatl -divinidad mitológica de pueblos prehispánicos de Mesoamérica-. Niños, jóvenes y adultos de todas las edades, eran atraídos por pinceles, botes de pintura, crayones y plumones de colores, todo en medio de una amena convivencia entre artistas improvisados, voluntarios que también armaban magnas flores de papel coloridas, supervisados por Rosa Ruíz, y que echaban a volar su imaginación para colorear aves, abejas, y flores, todos creados para decorar el bus del barrio, “La Guagua 47”.

Parte del arte que elaboraron los asistentes puertorriqueños. Gilliam Lorenzo.

Viveros expresó que era un honor y un orgullo participar en este proyecto junto con Alba y la colaboración de la comunidad “porque La Guagua 47 nos conecta a todos”.

Otra de las obras artísticas que se desarrollaron fue “El Piano”, un piano y un banquillo blanco de madera, donde la artivista Reyna Casarez, dio rienda suelta para crear un diseño de latinidad. El boceto incluía un ángel, aguacates, flores de cempasúchil, margaritas, nochebuenas, tulipanes, el mar, un pez -que extendía su cola hasta el banquillo-, un “coquí” -rana endémica de Puerto Rico-, mariposas monarcas -representantes de la migración-, y un gallo tenanguense -del estado de Hidalgo, México-.

Reyna Casarez, artista y activista, creadora del diseño de “El Piano”.
 

Mientras Reyna dirigía los pincelazos de los participantes, nos comentó que “la música es algo que nos une a todos como latinos, por eso creé un diseño que verdaderamente nos conectara y nos incluyera a todos como latinos”.

Durante la película, se interpretará con el piano la canción de “La Guagua 47”, escrita por Alba Martínez y musicalizada por el artista musical venezolano Leo Gruber.

EL MAQUILLAJE

Leticia y Dayesla, maquillistas artísticas mexicanas, especialistas en Body and Face Painting, iluminaron el rostro de los asistentes con hermosos diseños hechos con diamantina y pintura de colores brillantes.

LA COMIDA

A los asistentes se les ofreció exquisitos platillos puertorriqueños como arroz rojo y blanco con habichuelas guisadas, guineítos en escabeche con mollejita, y sorullitos de maíz con mayo-kétchup ; y de postre, nieves y tartas de queso y de coco.

Arroz rojo con habichuelas guisadas, guineítos en escabeche con mollejita, y sorullitos de maíz con mayo-kétchup.
 
Platillos puertorriqueños fueron degustados por los asistentes.

EL BAILE

Al final del evento, Alba y César dieron las gracias a los presentes por su participación y apoyo al proyecto. Acto que fue engalanado por el tema “La Guagua 47”, a ritmo de salsa, interpretada por Gruber, que animó al público a practicar sus mejores pasos de baile, y a entonar el coro de la melodía.

Leo Gruber interpretó el tema de la película “La Guagua 47”, acompañado de Alba Martínez cantando los coros.
Alba Martínez y César Viveros agradeciendo al público su presencia en Taller Puertorriqueño.

LA PELÍCULA

El próximo sábado 16 y domingo 17 de julio, a las 5:00 pm en el jardín comunitario Cesar Andreú Iglesias, se llevará a cabo la filmación del cortometraje musical “La Guagua 47”, que tiene como misión “contar la historia del migrante con una teatralidad inspirada en el realismo mágico”.

La filmación contará, entre otros, con la participación directa y voluntaria de la comunidad latina de Filadelfia y sus alrededores.

Más información en: laguagua47.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here