Fotografía personal cedida donde aparece la artista puertorriqueña Nilda María Comas mientras trabaja el molde de barro de la que será la figura del primer afroamericano en el Salón Nacional de las Estatuas del Capitolio de Estados Unidos: Mary McLeod Bethune, la "Madre de los derechos civiles".( Foto: EFE/ Nilda Comas )

Miami, EE.UU.- La puertorriqueña Nilda María Comas esculpe en Italia la que será la figura del primer afroamericano en el Salón Nacional de las Estatuas del Capitolio de Estados Unidos: Mary McLeod Bethune, la «Madre de los derechos civiles».

Entre 1.600 artistas, Comas fue escogida para esculpir en mármol la silueta de la estadista Bethune, una hija de esclavos que llegó a trabajar de la mano del presidente Franklin D. Roosevelt (1933-1945) y que ocupará a partir de julio próximo un lugar en el prestigioso recinto legislativo.

La estatua de Bethune (1875-1955), que llegó a ser la consejera de Roosevelt para asuntos afroamericanos, además reemplazará al ahora polémico general confederado Edmund Kirby Smith.

«Al final hay un poco de justicia», dice Comas en una entrevista con Efe.

Subraya que es apenas ahora que entre cien estatuas, dos en representación de cada unos de los cincuenta estados del país, esté por fin una de una persona de raza negra, que además honrará a una pionera de los derechos civiles antes de que el mismo movimiento despegara.

La escultora ha realizado ya un 70 % de la obra que reflejará a una mujer muy dulce y culta, como la describe Comas después de analizar su legado, reunirse con algunos de los familiares de Bethune y hasta escucharla. «Cuando oí la voz me enamoré de la persona», cuenta.

Le impactó su vocabulario y la suavidad, pese a los fuertes discursos que hacía en tiempos segregados, y que «no se daba por vencida».

Puertorriqueña salda una deuda con estatua de afroamericana en el Capitolio 1
Fotografía personal cedida por la artista puertorriqueña Nilda María Comas que muestra el molde de barro de la que será la figura del primer afroamericano en el Salón Nacional de las Estatuas del Capitolio de Estados Unidos: Mary McLeod Bethune, la «Madre de los derechos civiles». ( Foto: EFE/ Nilda Comas ) 

LA MADRE Y LA MAESTRA

La «Madre de los derechos civiles» está siendo esculpida en el taller de Comas en Pietrasanta (Italia), con mármol blanco «muy especial e histórico de la cava de Miguel Ángel, de Carrara», y al «estilo clásico», es decir, sin el uso de robots.

La «maestra» como la llaman en esa capital del mármol en la Toscana, donde trabaja en medio de grandes artistas como el colombiano Fernando Botero, y a donde se mudó hace 28 años, cuenta que escogió hacerlo de la forma antigua por lo emblemático de la encomienda.

La Bethune de Comas será blanca, con una rosa de mármol negro, como la que recibió la legendaria educadora y feminista cuando en Suiza acompañó a Roosevelt a firmar por primera vez el acuerdo de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Comas recordó un ensayo de Bethune, quien sorprendida de ver por primera vez una rosa negra comenzó desde entonces a hablar del «jardín de personas» del mundo con flores rojas, amarillas, pequeñas, altas, «todas diferentes, pero encantadoras».

Nacida en una plantación de algodón en Carolina del Sur, en un humilde rancho y con 16 hermanos, de niña se buscó la forma de aprender a leer por sí sola, al señalar que eso era lo único que la diferenciaba de la hija de los dueños del cultivo, según le contó una sobrina de Bethune.

UNA AFROAMERICANA POR UN CONFEDERADO

La artista puertorriqueña, que vive entre la isla caribeña, Fort Lauderdale (Florida) y Pietrasanta, dice que comenzó a trabajar en los modelos de la escultura antes de que todos los permisos estuvieran listos.

Sin ahondar mucho en política ni en la polémica que han generado las estatuas confederadas en los últimos años en EE.UU., Comas lamentó las demoras para finalizar el trámite que le abría las puertas para moldear al primer afroamericano del Salón Nacional de las Estatuas.

En Florida, dominada por el Partido Republicano, el proyecto para reemplazar al general confederado por la afroamericana Bethune fue aprobado en 2018. Sin embargo solo hasta mediados de 2020 fue enviada la carta final al Capitolio en Washington, reseña. «Fue una situación difícil», se lamenta.

Comas, sin embargo, destaca que la votación para hacerlo ley en Florida tuvo el apoyo de ambos partidos, algo que dice, habla del mérito de Bethune, y que será visto con buenos ojos en los tiempo de reconciliación que pretende el nuevo presidente de EE.UU., el demócrata Joe Biden.

La puertorriqueña además recuerda que la estatua de Smith llegó al Capitolio como una donación, pero sin el mérito específico que requiere ese espacio como el de Bethune, fundadora, entre otras organizaciones, del Consejo Nacional de Mujeres Negras.

«Él no hizo nada por Florida», dijo, en referencia a que es un requisito para llegar al Hall.

Con Smith en el «destierro» (un pueblo de Florida que lo iba a recibir para su museo ha dicho que ya no lo quiere tras el movimiento de 2020 en rechazo de la violencia contra afroamericanos), la estatua de la activista afroamericana se unirá a la de John B. Gorrie, médico e inventor del aire acondicionado mecánico, como representantes de Florida en el Capitolio.

La idea, si la pandemia lo permite, es que la estatua sea instalada el próximo 10 de julio, a propósito del natalicio de Bethune, detalla la artista boricua, que tiene una maestría de The New York Academy, con una beca Andy Warhol.

La escultora además trabaja en una réplica, pero en bronce, que se prevé será instalada en noviembre próximo en los alrededores de Bethune-Cookman University, una universidad en Daytona Beach, al norte de Miami, que la afroamericana fundó en 1904, en un principio para la enseñanza a niñas afroamericanas.

Comas resalta que Bethune, a diferencia de Martin Luther King o Rosa Parks, que se distinguieron por las protestas, fue una luchadora desde las esferas oficiales por los derechos de los afroamericanos y otras minorías.

La activista fue primera persona de raza negra en dirigir una división de una agencia federal bajo el Gobierno de Roosevelt, pero además fue consejera de varios presidentes de las relaciones interraciales, influyendo en leyes que afectaban a su comunidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here