Un doliente abraza a Angela Crawley, a la izquierda, hija de Ruth Whitfield, víctima del tiroteo en un supermercado de Buffalo, antes de un servicio conmemorativo en la Iglesia Bautista de Mt. Olive con la asistencia de la vicepresidenta Kamala Harris, el sábado 28 de mayo de 2022, en Buffalo, Nueva York (Foto: AP/Patrick Semansky)

CONDADO DE GLOUCESTER, NJ — La NAACP (Asociación Nacional para el Avance de las Personas de Color) del condado de Gloucester expresó su pesar y denunció el racismo y la violencia armada tras el terrible tiroteo masivo del 14 de mayo en Buffalo, Nueva York, que dejó al menos tres heridos y diez muertos, que las autoridades criminales clasificaron como probablemente motivados por el odio hacia los negros.

“Mientras nuestra nación lamenta las vidas perdidas en el tiroteo antiasiático en el barrio de Koreatown en Dallas, y el asesinato en una iglesia taiwanesa en Laguna Woods, California, se suma la matanza de al menos 19 niños y dos maestros en el tiroteo en Uvalde, Texas. Es nuestra responsabilidad, como la organización de derechos civiles más antigua de nuestra nación, expresar nuestra solidaridad con las comunidades latina, asiática, musulmana, judía y LGBTQ, que a menudo son objeto de tales ataques”, dijo Loretta Winters, presidenta de NAACP del condado de Gloucester.

Desafortunadamente, muchos en los Estados Unidos de hoy apoyan silenciosamente este tipo de odio racial, continuamente revivido y machacado por expertos políticos y medios de comunicación de derecha. Pero debo decir que estas acciones contra los negros no son nada nuevo; Los negros han sufrido linchamientos públicos individuales y asesinatos en masa desde nuestra introducción forzada a las Américas.

“El odio racial en nuestro país -aunque evidente en muchas instancias cotidianas- es ignorado, invisibilizado y negado por el mismo sistema que está llamado a atender este problema social que arroja a muchas personas de color a la desigualdad en materia de educación, salud, acceso a la justicia y mejores oportunidades de empleo, entre otros factores», agregó Wilfredo «Wil» Rojas, presidente de Comunicaciones de la rama.

La NAACP del condado de Gloucester planteó la ironía de la situación en los Estados Unidos de América, donde la discriminación racial fue rechazada a través de varias decisiones de la Corte Suprema. El mantra de nuestra democracia estadounidense es que todas las personas son iguales ante la ley. No podrá establecerse discriminación por motivos de raza, color, sexo, nacimiento, origen, condición social o ideas políticas o religiosas. Tanto las leyes como el sistema de educación pública incorporarán estos principios de esencial igualdad humana”.

“La NAACP del condado de Gloucester no está interesada en escuchar a las autoridades federales, estatales y locales, explicando sus fallas al abordar los incidentes de violencia racista. Queremos ver la creación de un oficial federal que supervise y dirija un esfuerzo para educar al pueblo estadounidense sobre el racismo y sus efectos en las personas de color”, dijo Winters. “Las representaciones negativas de personas de color, musulmanes, judíos y personas LGBTQ que fomentan la supremacía blanca. Desafortunadamente, en ese caso, seguiremos teniendo más incidentes como el de Buffalo”, dijo enfáticamente Loretta Winters, presidenta de rama.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here