Sin sorpresas en los primeros resultados en EE.UU., según las proyecciones

0

Los primeros resultados en las elecciones estadounidenses no se han alejado por ahora del programa previsto, con victorias del presidente Donald Trump y del demócrata Joe Biden en los estados en los que figuraban como favoritos, en unas elecciones caracterizadas por la gran participación por adelantado.

Según las proyecciones no oficiales de los principales medios, Trump, que aspira a otros cuatro años en la Casa Blanca, ganó las elecciones en Indiana, Kentucky y Virginia Occidental, tres estados sólidamente republicanos.

También se alzó con la victoria en Carolina del Sur, Oklahoma, Tennessee, Alabama y Misisipi, donde los sondeos electorales aventuraban una lucha más cerrada, pero se daba por segura la victoria del candidato republicano.

En las elecciones de 2016, Trump había ganado por un margen de 30 puntos porcentuales sobre la candidata demócrata Hillary Clinton en Kentucky, por 19 puntos en Indiana, mientras que su ventaja en Virginia Occidental fue de 42 puntos.

TRUMP GANADOR EN ESTADOS COMO OKLAHOMA Y ALABAMA

Además, en Oklahoma el presidente ganó por 36 puntos, en Alabama por 28; en Tennessee por 26; en Misisipi por 18; y en Carolina del Sur, por 14.

Estos estados suponen un total de 66 delegados en el colegio electoral, de los 270 necesarios para alzarse con la Presidencia.

Por su parte, Biden ha sido dado como ganador por la proyección de los medios en Virginia, Connecticut, Delaware, el Distrito de Columbia, Illinois, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey, Rhode Island y en Vermont, el estado en el que vive y del que ha sido senador durante muchos años.

Estas victorias suponen para el candidato demócrata la obtención de 88 compromisarios en el colegio electoral.

De momento no se ha adjudicado ninguno de los estados clave que se considera que pueden dar la victoria a uno u otro candidato.

GRAN AFLUENCIA EN LAS URNAS

Las elecciones se han caracterizado por la gran afluencia, y se espera que la participación supere la cota del 60 % alcanzada en 1968, cuando el republicano Richard Nixon se hizo por primera vez con la Casa Blanca.

Debido a la pandemia del coronavirus, millones de electores no esperaron a la jornada de hoy y votaron por correo o en persona en días previos para evitar las aglomeraciones y el peligro de contagio de la covid-19, una enfermedad que ya ha causado más de 232.000 muertes y 9,3 millones de casos.

Según la organización US Elections Project, un total de 101 millones de electores participaron con el voto presencial anticipado (35,9 millones) o por correo (65,2 millones).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here