Fotografía de un trabajador en un cultivo de pimientos en California. EFE/Archivo

Los cerca de tres millones de trabajadores agrícolas en EE. UU. fueron los protagonistas de la celebración de la trigésima tercera gala anual de los Premios Herencia Hispana, que destacaron el aporte vital de los campesinos en medio de la pandemia del coronavirus.

Los prestigiosos galardones de la Fundación Herencia Hispana (HHF, en inglés), considerados uno de los más altos honores para latinos entregados por latinos, otorgaron el Premio Héroes a los trabajadores agrícolas que este día fueron representados por tres campesinas.

Las trabajadoras, que compartieron el festejo con famosas estrellas como Selena, Jessica de Alba, Linda Ronstadt y Bad Bunny, fueron María de Jesús Martínez Moya, Raquel Romero y Blanca Arroyo estuvieron presentes en la gala virtual, que tuvo que ser grabada por razones sanitarias, compartieron desde sus hogares y sus lugares de trabajo ya que a pesar de los salarios bajos y la falta de seguro de salud han seguido realizando su labor.

Al recibir el premio las campesinas dieron las gracias por el galardón y al mismo tiempo pidieron al público no olvidarse de quienes se están esforzando para llevar comida a las mesas estadounidenses.

“No vamos a parar porque la gente tiene que comer. Siempre se va a necesitar de los trabajadores del campo”, dijo con humildad Romero en su mensaje.

Los aplausos también fueron para los trabajadores esenciales que también fueron homenajeados en una presentación del mariachi femenino Flor de Toloache, que interpretó el himno de Estados Unidos con instrumentos y sonidos típicos de la música mexicana.

La otra gran homenajeada fue Linda Ronstadt, quién fue reconocida con el Premio Leyenda.

La diez veces ganadora del Grammy y la primera latina miembro del Salón de la Fama del Rock and Roll recibió el premio de manos de Los Tigres del Norte con quienes habló sobre la invisibilidad de los mexicanos en Estados Unidos.

Ronstadt, nacida en 1956 en Tucson (Arizona) destacó que la herencia mexicana no debería ser anulada por una frontera.

“Mi abuelo nació en México y mi abuela también, pero poco después esa tierra donde nacieron se llamó Arizona. Siempre vivimos en esa área no nos movimos, la que se movió fue la frontera”, insistió la artista de 74 años.

Ronstadt ha grabado más de treinta álbumes en inglés y en 1987 grabó el disco en español «Canciones De Mi Padre», que se convirtió en el más vendido en lengua no inglesa en la historia de Estados Unidos.

La banda The Mavericks fue la encargada en realizar el tributo musical a Ronstadt junto a las cantantes Carla Morrison, Gaby Moreno, Joy Huerta, Lupita Infante y la Marisoul.

Los galardones también resaltaron la labor del músico Bad Bunny a quién le otorgaron el Premio Visión por su activismo y defensa de las comunidades.

“Es imposible no reaccionar a una injusticia, no te puedes quedar callado”, zanjó el boricua que calificó de muy importante el reconocimiento.

La lista de galardonados la completó la actriz y cantante Selena Gómez (Premio a las Artes), la actriz Jessica Alba (Premio Negocios) y el colombiano Sebastián Yatra (Premio Inspira), que fue seleccionado para conducir el programa transmitido a nivel nacional por la cadena PBS.

La icónica activista Dolores Huerta fue la encargada de realizar un reconocimiento póstumo especial al congresista John Lewis, que falleció en julio pasado.

Huerta se refirió al legislador como un gran aliado de los latinos, que siempre estuvo apoyando las causas de los inmigrantes.

La premiación también sirvió para hacer una invitación a los hispanos a votar en las próximas elecciones del 3 de noviembre.

“Estas elecciones son más importantes que nunca, no dejes de participar”, urgió Selena Gómez.

Los Premios a la Herencia Hispana fueron creados por la Casa Blanca en 1988 para conmemorar el establecimiento del Mes de la Herencia Hispana en Estados Unidos, que se festeja en el mes de octubre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here