Fotografía de archivo del 18/05/2021 del presidente de Haití, Jovenel Moise, que ha sido asesinado este miércoles por hombres armados que perpetraron un asalto a su residencia de madrugada en el barrio de Pelerin de Puerto Príncipe, informó el primer ministro interino, Claude Joseph. (Foto: EFE/JEAN MARC HERVE ABELARD/Archivo)

Washington, EE.UU.- El presidente, Joe Biden, condenó este miércoles el «atroz» asesinato esta madrugada del presidente haitiano, Jovenel Moise, y opinó que es una señal «muy preocupante» del estado de la crisis política en Haití.

«Estamos impactados y tristes por el horrible asesinato del presidente Jovenel Moise y el ataque a la primera dama Martine Moïse de Haití», declaró Biden en un comunicado.

El mandatario condenó ese «acto atroz» y envió «deseos sinceros» de recuperación a la primera dama, además de sus «condolencias al pueblo de Haití».

«Necesitamos mucha más información, pero es (una señal) muy preocupante de cómo están las cosas en Haití», afirmó después Biden en declaraciones a periodistas antes de embarcar en el helicóptero para emprender un viaje a Illinois.

En su comunicado, Biden aseguró también que Estados Unidos está «preparado para asistir» en los intentos de «trabajar para un Haití seguro».

Poco antes, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, había calificado de «trágico y espantoso» lo sucedido a Moise, asesinado por hombres armados que asaltaron su domicilio en la capital haitiana, Puerto Príncipe.

En una entrevista con la cadena televisiva CNN, Psaki dijo que Biden sería informado sobre lo sucedido en Haití y que la inteligencia de EEUU estaba todavía «recopilando» y «evaluando» la información disponible sobre lo ocurrido.

«Estamos listos y preparados para ofrecer cualquier asistencia que sea necesaria», agregó la portavoz.

Según informó el primer ministro interino, Claude Joseph, la primera dama haitiana resultó herida de bala durante el asesinato de su esposo.

Haití padece una fuerte crisis política desde mediados de 2018 y vivió su momento más grave hasta la fecha el pasado 7 de febrero, día en el que Moise denunció que la oposición, con el respaldo de jueces, tramaba un golpe de Estado.

Al mismo tiempo, la inseguridad se ha agravado en especial desde comienzos de junio por luchas territoriales entre las bandas armadas que se disputan el control de los barrios más pobres de Puerto Príncipe.

Tras el asesinato de Moise, el aeropuerto internacional de Puerto Príncipe fue cerrado y la República Dominicana ordenó la clausura de sus cuatro pasos fronterizos con Haití.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here