Manifestantes se enfrentan a la Patrulla Estatal e, en un área de negocios destruidos durante al cuarto día de protestas por el arresto de George Floyd, quien luego murió bajo custodia policial, en Minneapolis, Minnesota (EE. UU.). EFE/ Tannen Maury

Minneapolis, MN – El sunamide protestas en Minneapolis contra la brutalidad policial tras la muerte de George Floyd llevó al Concejo municipal de la ciudad a anunciar que desmantelará el controvertido Departamento de Policía.

Nueve de los trece concejales de la ciudad anunciaron estar en contra de la opinión del alcalde, que suspenderá la financiación del cuerpo policial y establecerá un modelo de seguridad pública basado en la comunidad.

La mayoría es considerada como suficiente para sortear un posible veto del alcalde, Jacob Frey, que en el pasado se pronunció en contra de «abolir» el Departamento de policía, como le exigían los miles de participantes en una nueva manifestación. Su negativa, ante la multitud, hizo que tuviera que abandonar la concentración entre los abucheos generalizados, con gritos de «Vete a casa» y «¡Vergüenza!».

La acción se supone que sería suspender el financiamiento actual de Departamento de Policía y poner en marcha en su lugar un nuevo modelo de seguridad pública más integrador, aunque no aún no se ha detallado a fondo. No obstante, apuntaron que trabajarían con la comunidad para desarrollar los planes y que recurrirían a estudios ya realizados y reformas aplicadas en otros lugares de Estados Unidos.

El concejo dijo en un comunicado que tomará «medidas intermedias para acabar con el Departamento de Policía de Minneapolis a través del proceso y otras decisiones presupuestarias y políticas en las próximas semanas y meses.

En ese nuevo concepto de departamento de seguridad pública será un departamento de seguridad pública más amplio e integral orientado a la prevención de la violencia y servir a la comunidad. Donde estarían también integrados trabajadores sociales o médicos, para responder con un enfoque diferente a situaciones que hasta ahora quedaban en manos de la Policía”, dijo Lisa Bender miembro del Consejo de la ciudad de Minneapolis.

Historial controversial

El Departamento de Policía de Minneapolis arrastraba un controvertido historial, con dos polémicas muertes en los últimos años a manos de agentes. En 2015 murió un hombre negro acusado de agredir a su novia y al que, según la versión oficial, un agente mató después de que arrebatara el arma a su compañero. Otros testigos, en cambio, aseguraban que estaba esposado cuando murió. En el 2017, una mujer blanca con doble nacionalidad estadounidense y australiana murió de un disparo en el pecho de un agente tras llamar a la Policía para alertar de que había oído gritos de una mujer que pedía auxilio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here