El chocolate proviene del fruto del árbol de cacao, que crece en la selva tropical de América Central y del Sur. (Foto Pexels-Pixabay)

¿Qué es lo primero que te viene a la mente cuando piensas en chocolate? Los chocolates con mantequilla de maní Reese, M&M, los dulces de Pascua, The American chocolatier, Milton S. Hershey. El chocolate es uno de los productos alimenticios más consumidos del planeta, pero no siempre fue como lo hemos llegado a amar. Según la historia maya, el chocolate se remonta al 1900 a.C., en Mesoamérica, y era considerado el “alimento de los dioses”.

El chocolate proviene del fruto en forma de mazorca del árbol de cacao, que crece en la selva tropical de América Central y del Sur. Cada una de las mazorcas, -también llamadas vainas- contiene una pulpa dulce lechosa y las semillas de cacao se encuentran dentro de la pulpa, estas semillas se extraen y se convierten después de un proceso de fermentación y tostado, en los granos de cacao.

Entonces, ¿cómo supieron los mayas qué hacer con las semillas dentro de las mazorcas de cacao? Se cree que los olmecas descubrieron primero las mazorcas de cacao, antes que los mayas. Hayes Lavis, curador de artes culturales del Museo Nacional del Indio Americano del Smithsonian, considera que mientras comían la pulpa del cacao, las semillas podrían haber sido escupidas accidentalmente en el fuego, liberando el aroma del cacao y generando así la idea de usar los granos tostados.

Las semillas se extraen de la pulpa lechosa y se fermentan, luego se secan al sol y, por último, se muelen hasta convertirlas en polvo. Los mayas preparaban una bebida con ese polvo, amarga y espumosa, para crearla, la bebida se vertía de un recipiente a otro repetidas veces, hasta que se formara esta espuma. Esta bebida se convertiría en un tesoro maya.

La llegada a Europa

Ya en el año 900 d.C., los olmecas transmitieron su conocimiento del xocolatl a los mayas. Aprendieron a cultivar y preparar el cacao indígena en grano, y le pusieron un precio muy alto. Creían que era un regalo de Kukulkán, una deidad en forma de serpiente emplumada. El cacao se bebía en ocasiones especiales durante los rituales, y hasta se llegó a utilizar como moneda. Algunos de los jefes mayas consumían grandes cantidades de xocolatl por su poder energizante y afrodisíaco.

Cuando llegaron Hernán Cortés y otros conquistadores, conocieron la bebida y la llevaron a España. Pronto, las cortes reales estaban bebiendo la amarga mezcla. Una vez que se agregó el azúcar, el chocolate se encontró en todos los hogares de Europa. Algunas familias adineradas tenían recipientes especiales para servir la bebida.

Como ocurre con cualquier producto cuya preparación requiere mucho tiempo, fue necesario que se creara nueva tecnología para satisfacer la demanda masiva. Europa comenzó a importar mano de obra esclava para seguir fabricando el producto. Y a medida que la demanda de chocolate siguió creciendo, con una producción más rápida, pronto se abrió camino en Europa con la invención de la prensa de cacao en 1828, por Coenraad van Houten, en Amsterdam.

Xocolatl: el tesoro agridulce de los mayas 1
El mercado mundial del chocolate se calculó en 106.600 millones de dólares el año pasado. (Foto Pexels-Anna Tarazevich)

La primera barra

Luego, en 1847, la primera barra de chocolate fue creada por el chocolatero británico J.S. Fry. Poco después, en 1876, el chocolate con leche llegó a las masas. Se le atribuye al chocolatero suizo Daniel Peter haber agregado leche en polvo al chocolate. Más tarde, Peter decidió colaborar con Henri Nestle y así nació Nestle Company.

A medida que el chocolate continuaba llegando a las masas, las empresas seguían luchando por perfeccionar el producto. El chocolatero suizo Rudolf Lindt se unió a los demás, en 1879, con su invento de un agitador mecánico que ayudó a darle al chocolate esa consistencia suave que se derrite en la boca. Sin olvidar a mi chocolatero favorito de todos los tiempos (te diré por qué en otra ocasión), Milton S. Hershey quien, en 1900, fundó Hershey Company, y empezó a producir la primera barra de chocolate Hershey. El resto es historia.

Como puedes ver, el chocolate ha tenido una historia muy rica. Desde su uso como bebida de sacrificio a los dioses mayas, hasta el dulce favorito de los estadounidenses. Según el “Mercado Mundial del Chocolate”, el producto se valorizó en 106.600 millones de dólares en 2020. Los principales productores de chocolate se encuentran en África, Ghana e Indonesia. Y aunque actualmente el chocolate se produce en masa, entre otros, los indígenas de Guatemala continúan disfrutando del xocolatl en su forma tradicional.

Blog de cocina de barrio: www.casadediana.com Twitter: https://twitter.com/SabaterDiana

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here