Fotografía de archivo que muestra a una mujer con Alzheimer. (Foto: EFE/Iván Mejía)

Miami, EE.UU.– Unas 4.000 personas de origen hispano y 9.000 de ascendencia africana – 5.000 de África y 4.000 de EE.UU. – participarán en una iniciativa científica para ampliar los estudios genéticos de la enfermedad de Alzheimer en esos grupos hoy escasamente representados, informó la Universidad de Miami (UM).

El objetivo último es «aumentar la comprensión» de la enfermedad sobre el Alzheimer de cara a diseñar estrategias de prevención y tratamientos y terapias, mediante la recolección de datos genéticos más diversos.

«Solo siendo inclusivos en nuestro enfoque e incluyendo a todos los grupos podremos desarrollar terapias farmacológicas dirigidas, que serían universalmente beneficiosas», dijo Margaret A. Pericak-Vance, quien supervisará la investigación.

La mayoría de los estudios basados en la genética de la enfermedad de Alzheimer se han realizado en poblaciones blancas no hispanas de ascendencia europea, ignorando en gran medida a las comunidades de ascendencia hispana y africana, según UM.

La universidad subrayó que esta nueva iniciativa es «particularmente importante porque los miembros de las comunidades afroamericana e hispana/latina tienen uno de los riesgos más altos de desarrollar la enfermedad de Alzheimer».

Por lo tanto, identificar las diferencias ancestrales en las causas de la enfermedad de Alzheimer es fundamental para tratar a todas las personas.

La directora del Instituto John P. Hussman de Genómica Humana (HIHG), de la Facultad de Medicina Miller de UM, liderará en EE.UU. el estudio que va a durar varios años con expertos de las universidades Case Western Reserve, Columbia, Wake Forest y Pensilvania.

De la parte africana del estudio se encargará la Universidad de Ibadan, que es la institución líder del African Dementia Consortium (AfDC), dirigido por Rufus Akinyemi y Adesola Ogunniyi e integrado por investigadores de nueve países (Nigeria, Ghana, Uganda, Benin, Camerún, Kenia, Mozambique, Tanzania y Etiopía).

«Reconocimos desde el principio la necesidad de avanzar en los esfuerzos participativos basados en la comunidad para aumentar la comprensión de la enfermedad de Alzheimer», dijo Pericak-Vance.

UN ENFOQUE INCLUSIVO

La nueva iniciativa está financiada por una subvención de 46 millones de dólares otorgada al HIHG por el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento, parte de los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU., según un comunicado de UM.

La universidad señaló que el Alzheimer es una enfermedad compleja con un componente genético pronunciado. Entre un 60 % y un 80 % de los casos son heredados.

«Sabemos que el riesgo debido a factores genéticos varía mucho entre los grupos ancestrales», dijo Brian Kunkle, profesor asistente de genética humana en HIHG.

«Sin embargo, la investigación sobre grupos con ascendencia principalmente africana, hispana y latinx es limitada. Ampliar los estudios en estas poblaciones será vital para desarrollar estrategias de prevención y tratamiento que funcionen para todos», agregó.

A través del reclutamiento, la evaluación y el análisis genético de un grupo significativamente grande de participantes de ascendencia hispana/latina y africana, se recopilarán datos clínicos, fenotípicos y genéticos, junto con los determinantes sociales de los factores de salud, para crear un gran recurso de estudio genómico, indica el comunicado.

Los datos recopilados de los participantes se agregarán a las bases de datos existentes de datos armonizados de otros estudios en curso como parte del Proyecto de Secuenciación de la Enfermedad de Alzheimer (ADSP).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here