Inicialmente, el VSR se presenta como un refriado común. (Foto: Ilustrativa/Pexels)

Filadelfia, PA – Hace unas semanas el Hospital de Niños de Filadelfia (CHOP, siglas en inglés) anunció que, durante los más recientes meses, su tasa de ocupación estaba a niveles récord, debido principalmente a crisis de salud mental y a enfermedades respiratorias, que, aunque no están relacionadas directamente con la COVID-19, sí son consecuencia de la pandemia.

De acuerdo con el director médico de CHOP, Ron Keren, el aumento de las enfermedades respiratorias en infantes se debe a que, los niños que estaban acurrucados en condiciones relativamente asépticas en casa, quienes se mantuvieron lejos de la escuela y los amigos, y quienes se expusieron al público usando una mascarilla, no contrajeron enfermedades estacionales el año pasado, por tanto, no desarrollaron inmunidad a esos virus. Los hospitales de todo el país están experimentando un aumento temprano de enfermedades inusualmente grande, en particular del virus sincitial respiratorio (VSR).

¿QUÉ ES EL VSR?

El VSR es uno de los muchos virus que causan enfermedades respiratorias, es decir, enfermedades de nariz, garganta y pulmones. Este virus se presenta a finales de otoño y principios de la primavera, pero puede variar dependiendo del lugar; y lo pueden contraer casi todos los niños al menos una vez antes de cumplir los dos años.

Con el uso de la mascarilla y el distanciamiento físico por la pandemia, hubo menos casos de VSR en 2020, pero una vez que las medidas de seguridad se relajaron con la llegada de las vacunas anticovid, se comenzó a notar un aumento en los casos de VSR en la primavera de 2021 en el hemisferio norte.

SÍNTOMAS

Típicamente, el VSR se presenta como un refriado común. Según Clínica Mayo, los signos y síntomas aparecen con más frecuencia entre cuatro y seis días después de la exposición al virus. En adultos y niños mayores, la enfermedad generalmente provoca nariz congestionada o que gotea, tos seca, fiebre baja, dolor de garganta, estornudos y dolor de cabeza; no obstante, se puede complicar en un cuadro de bronquiolitis o neumonía.

Los síntomas duran en promedio entre 5 y 7 días La enfermedad puede ser peligrosa para los bebés prematuros, los menores de seis meses, y los niños con ciertas enfermedades congénitas o pulmonares.

CONTAGIO

El VSR se comporta igual que el del resfriado común. Se contagia de una persona a otra, e ingresa al cuerpo por la nariz o los ojos. Frecuentemente por contacto directo entre las personas a través de saliva o secreción nasal, manos sucias (el VSR puede sobrevivir hasta 90 minutos en las manos sin lavar), y por contacto con objetos o superficies sucios (el VRS puede sobrevivir hasta seis horas sobre superficies inertes como juguetes, teclados, o teléfonos celulares).

Una medida de protección mucho más importante contra el VRS, para todos los niños mayores de seis meses, es la vacuna contra la influenza.

Consulte a su médico pediatra.

Fuentes: healthychildren.org

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here