Mbappe celebra bajo la nieve, durante el encuentro entre el Bayern y PSG, donde el club de París derrotó 3-2 a los actuales campeones del torneo europeo, además de terminar un invicto de 19 fechas en Champions League. (Foto de redes)

Pittsburgh, PA — Se jugaron los partidos de ida de los cuartos de final de la Champions League y qué partidos que disfrutamos; los amantes del fútbol nos dimos un banquete de emociones y goles. Empecemos con Real Madrid vs Liverpool, en el Alfredo Di Stefano, donde se enfrentaban dos titanes en la historia del torneo europeo. Pero el Real pegó primero e hizo sentir su casa, pues al minuto 26 Tony Kroos filtra un balón espectacular para que Vinicius lo baje y remate de derecha para vencer a Allison, y así los Reds comenzaban a sufrir sus problemas de defensa. Al minuto 35 Asensio aprovecha un error en devolución de Alexander Arnold para vencer al golero del club inglés y poner el 2-0, terminando así el primer tiempo.

En el segundo tiempo el Liverpool salió a presionar más arriba y logró descontar al minuto 50, cuando Salah aprovecha un balón que queda libre y con zurda vence a Courtois. Pero cuando mejor se veía el Liverpool, Vinicius sacó provecho de otro error defensivo del club inglés para poner cifras concretas y un 3-1 que obliga a Liverpool ir con todo en Anfield la próxima semana. Buen partido de los merengues y, como siempre, a los Reds les duele jugar en España.

En el Etihad Stadium de Manchester, se enfrentaba el Manchester City contra el Borussia Dortmund, y la gran pregunta era si el club alemán iba a soportar la presión con el toque rápido y preciso de los dirigidos por Guardiola. Al minuto 18 los Citizens rompieron la defensa del Dortmund, De Bruin se junta con Foden y este con Mahrez para que el mismo De Bruin entre de atrás y marque el primer gol.

En el segundo tiempo, el club alemán logró sacudirse un poco y de contragolpe pudo acercarse al arco de Ederson, pero el dominio del Manchester era asfixiante. Al minuto 83, apareció Haaland y con toque preciso habilita a Reus para que el capitán del club alemán venza la resistencia inglesa 1-1. Pero al minuto 89, De Bruin —la gran figura del encuentro— lanza un balón perfecto para que Gundogan le sirva de pívot a Foden y este solo la toque para dejar el juego 2-1. ¿La pregunta es qué clase de juego propondrá el Borussia en la vuelta?

Champions League de infarto 1
Tony Kroos y Vinicius celebran el primer gol, durante la victoria 3-1 de los merengues sobre los Reds. El partido de vuelta será en Anfield. (Foto de redes)

LOS MISMOS EQUIPOS

Y ahora vamos a Múnich, en el Allianz Arena, donde se enfrentaban los mismos protagonistas de la última final de la Champions League 2020. El Bayern Múnich recibía al PSG, y el club parisino llegaba con sed de venganza. Así lo dio a entender cuando, al minuto 3, Neymar se llevó a la defensa alemana para servir un pase perfecto a Mbappe y este, con un derechazo seco, abajo y algo de complicidad de Neuer, ponía el 1-0 a favor del PSG. Las alarmas sonaban en Múnich.

El balón era del Bayern que llegaba rompiendo por los costados buscando los remates de cabeza o bajando el balón, tratando de estar frente al arco parisino, pero el contragolpe era del PSG y su gran figura era Navas, quien detenía todo balón que llegaba al arco. Sin embargo, al minuto 27 Neymar pasa otro balón profundo y encuentra a Marquinhos, quien define para poner el 2-0. Pero el Bayern reaccionaba al minuto 36, cuando Thomas Müller centra perfecto para que Choupo Moting cabecee y ponga el 2-1.

En el segundo tiempo todo seguía igual, el club alemán rompiendo los costados y centrando, buscando vencer a Navas. Al minuto 60 Kimmich cobra un tiro libre, Müller anticipa la defensa parisina y define de cabeza para el poner el 2-2. El partido estaba para cualquier cosa y al minuto 67, Mbappe gana un balón en el área, amaga a Boateng, este no logra cerrar y el delantero francés remata para poner el 3-2 final. Un señor partido de fútbol y no me quiero imaginar la vuelta en París la próxima semana.

En Lisboa, el Porto recibía al Chelsea, el favorito de esta llave. Al minuto 31 Mason Mount recibió un balón fuera del área y con media vuelta saca a su marcador, para así quedar perfilado para rematar y vencer a Marchesin. Pero eso no fue todo. Al minuto 85, el Tecatito Corona deja un rebote suelto y Chilwell aprovecha para sacar al golero, así marcar el segundo y definitivo 2-0. Serie difícil de voltear para el Porto, pero cualquier cosa puede pasar.

¡Y la próxima semana otras noticias del deporte más hermoso del mundo, el fútbol!

Dariofdo0101@gmail.com  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here