El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, camina hoy durante el evento inaugural de la IX Cumbre de las Américas, en Los Ángeles, California (EE.UU). (Foto: EFE/Alberto Valdés)

Pese a los anuncios del presidente Joe Biden y de funcionarios de alto rango en el marco de la cumbre en Los Ángeles -que apuntan a avanzar en temas como la seguridad, prosperidad y democracia- algunos legisladores republicanos critican lo que catalogan como falta de plan económico y de comercio.

Mientras el gobierno de Estados Unidos prosigue con su agenda para la región y hace anuncios clave para la cooperación en el contexto de la IX Cumbre de las Américas, algunos de sus opositores republicanos han criticado su liderazgo y el alcance del evento hemisférico.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, inauguró el miércoles la IX Cumbre de las Américas con un discurso que centra su agenda en tres componentes fundamentales “una migración segura y ordenada”, fortalecer la democracia y el financiamiento económico para la región.

«Tenemos que invertir para asegurarnos que nuestro comercio sea sostenible y responsable en la creación de cadenas de suministro que sean más resistentes, más seguras y sostenibles», dijo Biden.

El mandatario dijo que la Declaración de Migración de Los Ángeles, que será suscrita el viernes, último día del foro regional, supone una “muestra del compromiso” de los países de la región. Recordó que “una migración segura y ordenada” favorece a las economías, «incluida la de EE. UU.».

El subsecretario de Estado para Asuntos del hemisferio occidental, Brian Nichols, dijo a VOA desde Los Ángeles que Estados Unidos trabaja en una serie de estrategias y acciones concretas para empoderar su liderazgo en la región, entre éstas la promoción de inversión privada en Centroamérica con el objetivo de reducir las migraciones, así como el fomento de becas y apoyos para revertir el cambio climático y acceso a banda ancha de Internet, entre otras.

La oficina de la vicepresidenta Kamala Harris anunció el martes una inyección de 2.000 millones de dólares a Centroamérica, que se suman a los 1.200 que anunció en diciembre del año pasado, para mejor el empleo y las oportunidades en la región.

En cuanto a la democracia, el subsecretario Nichols dijo que Estados Unidos no claudica a la vigilancia del respeto a Estado de derecho y la protección de derechos fundamentales.

“El propósito de nuestra práctica es promover la democracia y el respeto a derechos humanos, estamos dispuesto a hablar de esos temas de interés mutuo, porque es sumamente importante promover la democracia en nuestra región”, dijo Nichols a la VOA esta semana.

El secretario de Salud, Xavier Becerra, adelantó durante una entrevista los planes para la región, que incluye el entrenamiento de medio millón de profesionales de la salud para prevenir pandemias. Esto dijo, es una prioridad para Estados Unidos. Entrenar a medio millón de profesionales de la salud es prioridad de EE. UU. para prevenir pandemias.

¿Cuáles son las principales críticas republicanas?

Un grupo de legisladores republicanos encabezados por la congresista de Florida María Elvira Salazar criticaron en Washington el liderazgo del presidente Joe Biden. Los legisladores lo responsabilizaron por la ausencia de los mandatarios de México y los países del llamado Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, Honduras y El Salvador) en la Cumbre. «Cuéntame tú cómo es posible que no esté México, Honduras, El Salvador y que no esté Guatemala», cuestionó Salazar en declaraciones a la Voz de América. «Porque los trataron mal», agregó.  

Para justificar su ausencia al evento hemisférico, los presidentes de México, Andrés Manuel López Obrador y de Honduras, Xiomara Castro, argumentaron la negativa de Estados Unidos de invitar a los mandatarios de Venezuela, Cuba y Nicaragua a la cita de Los Ángeles.

Salazar y otros representantes republicanos tildaron el miércoles la postura de Obrador de “chantaje” y dijeron que muestra “la falta de liderazgo” del presidente Biden y el «fracaso» en la política exterior de EEUU hacia el hemisferio.

Antes de ser invitado, el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, anunció que no asistiría. «No hay que imponer las ideas progresistas que están circulando en la Casa Blanca», dijo Salazar en alusión a su opinión acerca de cómo estaría la actual administración tratando a Guatemala.

Ha tratado mal a Guatemala», dijo. «Quieren imponerle a Guatemala políticas ideológicas que los guatemaltecos no aceptan», afirmó Salazar, en referencia al nombramiento de la fiscal general de Guatemala, Consuelo Porras, quien ha sido sancionada por EE. UU. en la Lista Engel de actores corruptos y antidemocráticos. Denuncias de observadores internacionales apuntan a que este nombramiento es una pieza clave en los “retrocesos de combate a la corrupción” en esa nación. El Departamento de Estado calificó la reelección de Porras como “un paso atrás para la democracia en Guatemala”.

La semana pasada la Comisión Interamericana de Derechos Humanos incluyó a Guatemala junto a Nicaragua, Cuba y Venezuela en la lista de los países de la región donde existen prácticas sistemáticas de violación de derechos humanos.

El congresista Mario Díaz-Balart, de origen cubano, dijo por su lado el miércoles que la política de la Casa Blanca hacia la región luce “confusa y descoordinada» y que la «debilidad» de Biden se evidencia ante la “vejación” hecha por el presidente de México “sin recibir ningún tipo de consecuencias».

López Obrador y Biden se reunirían después de la Cumbre, según anunció el presidente mexicano, lo que a Díaz-Balart le provoca “vergüenza ajena”, dijo. También planea visitar Washington después de la cumbre la presidenta de Honduras.

Para el también congresista republicano por Florida, Carlos Giménez, el presidente Biden muestra desatinos en su agenda para la región y para el mundo, y de ahí concluye que haya una Cumbre de las Américas con falta de participación de actores clave.

Los legisladores conservadores dijeron desde las afueras del Capitolio a periodistas que ven incoherente que, dentro del marco de la Cumbre, Estados Unidos continúa anunciado “políticas erradas” para la región, y que no se centra en temas de interés del hemisferio como la generación de empleo, la economía y el comercio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here