María Paz Colan y su mamá se hacen presentes en la marcha. Parque de la Amistad. (Foto cortesía: Antonio Colan)

Los peruanos salieron a las calles a protestar por la destitución inconstitucional del ahora expresidente Martín Vizcarra, por el Congreso de la República del Perú; este último, le otorgó a Manuel Merino de Lama el cargo interino de presidente. De acuerdo con la prensa peruana, Vizcarra fue removido del cargo presidencial el 9 de noviembre, por las investigaciones en su contra en el caso Loma de Ilo y Hospital de Moquegua. 

Las marchas de protesta y los cacerolazos

La indignación y el rechazo ante esta situación se hicieron sentir cuando un mar humano salió a protestar. Los ciudadanos peruanos están preocupados con el desarrollo y desenlace de estos hechos. Myriam Llaque expresó, “…no apoyo la supuesta corrupción de Vizcarra, ni la de los congresistas. A pesar de que sigue y seguirán primando los intereses políticos, este hecho de destituir a Vizcarra me indigna, porque a pesar de que nosotros elegimos a estos corruptos congresistas, están pisoteando la Constitución, ya que la destitución de un presidente solo procede cuando ha terminado su proceso judicial (si lo tuviere) y ha sido declarado culpable. Además, las coimas “gratificaciones” que supuestamente Vizcarra recibió durante su período cuando era Gobernador Regional de Moquegua, todavía están en investigación fiscal preliminar”.

“Merino no es mi presidente” 1
Sin palabras. (Foto cortesía: Nicole Cuadros Marquez)

Asimismo, Eduardo Cuadros mencionó que siente “indignación, por tener que aceptar que políticos corruptos tomen el país”. Además, agregó que a las 8 de la noche, las personas adultas o las que tienen temor a salir por el COVID-19, hacen protestas con los famosos cacerolazos, evitando así ser víctimas de la pandemia. Cuadros agregó que acompañó a sus dos hijas a la marcha de protesta que se realizó en los alrededores del Palacio de Justicia, Congreso y Palacio de Gobierno el pasado jueves 12 de noviembre.

De otro lado, la ciudadana Rosa Bustamante mencionó, “siento impotencia de no poder revertir esta crisis política, me siento agredida por un grupo miserable e incapaz de ser honesto con mi país. Pero también estoy emocionada por las respuestas de protesta de los peruanos contra los políticos que han pisoteado nuestros derechos… siento más amor por mi patria”. La limeña Adelaida Ayala dijo, “siento decepción de los congresistas que no han entendido la situación sanitaria y económica que atravesamos”. Rosa Chinchayan añadió “año a año, la calidad moral de los políticos es inferior y realmente debemos tomar conciencia de conocer bien a los candidatos que elegimos, para que nuestra economía e imagen mundial mejoren”.

Los jóvenes y la lucha por el cambio social

La generación joven salió a las calles a protestar ante esta situación política en el país y los comentarios no se hicieron esperar. La señora Llaque manifestó: “me sentí muy emocionada porque no pensé que hubiera tanta juventud que sí le interesa defender los derechos del pueblo en nuestro país; también, que no son indiferentes a los graves problemas que estamos viviendo como sociedad, y que están en contra de una lacra como es la corrupción política. Solo me preocupa que no se respete el distanciamiento social y, por ende, lleven el COVID-19 a sus hogares. Dios los proteja. No participé en las manifestaciones porque tengo temor de contagiarme…”.

“Merino no es mi presidente” 2
Los jóvenes a las calles. (Foto cortesía: Nicole Cuadros Marquez)

Por otro lado, Cuadros agregó, “me hace recordar mi época de joven y entender la mentalidad proactiva de los jóvenes”. Al mismo respecto, la señora Ayala mencionó que no participó en las marchas; pero, dijo que estabaemocionada y “con esperanza sobre el futuro, al ver la participación mayoritaria de los jóvenes que reclaman democracia, rechazan al presidente Merino, usurpador, que además ha elegido ministros a su medida”.

El ingeniero Valdez mencionó que lo que vive el país “es un momento difícil, no por las protestas sino porque un grupo de delincuentes se tomó el manejo del país…; hay una gran indignación en toda la gente” Asimismo, Chinchayan dijo que se siente orgullosa de que los jóvenes “representen a sus padres y quieran un cambio, en aras de una sociedad más justa”.

Finalmente, la señora Bustamante agregó, “me siento identificada con el sentir de los jóvenes, emociona, al ver la fuerza con la que se enfrentan a esta crisis política.” 

Buscando un mejor futuro

Las manifestaciones pacíficas han sido masivas, tanto el jueves 12 como el sábado 14 de noviembre, no sólo en Lima, sino en muchas ciudades a lo largo y ancho del país. Sin embargo, en varios puntos de la capital la represión de la policía ha sido fuerte, con gases lacrimógenos y perdigones, con el saldo de al menos dos jóvenes muertos confirmados al cierre de esta edición, varios heridos, e incluso varios desaparecidos.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here