Imagen referencial (Foto: archivo EFE)

El ministro de Educación, Roberto Fulcar, detalló en estos días que la mayoría de los municipios que están incluidos en la reapertura gradual de las clases presenciales, son de las regiones Sur, Este y el Cibao; donde se registra un menor porcentaje de la posibilidad de contagios por el COVID-19; por lo tanto, lo que se espera o, mejor dicho, en lo que confiamos, es que la delimitación de las áreas sea así en la realidad.

La elección se hizo tomando en cuenta el comportamiento de la pandemia, ya que “en distintos municipios el virus se comporta de manera distinta”.

Es bueno mencionar que los estudiantes no irán todos el mismo día al aula, serán divididos por grupos, dependiendo de la cantidad de alumnos.

Antes de anunciar la decisión, el ministro de educación sostuvo una reunión con respecto a la oposición de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), presidida por Xiomara Guante, de que se retomen las clases presenciales. En ella expusieron todos sus planteamientos, incluyendo la habilitación de un centro en la sede de la Asociación Dominicana de Profesores para cooperar con la vacunación de los maestros.

Las clases iniciarán el próximo 6 de abril de manera semipresencial con los cursos de primera infancia y el primer ciclo de primaria, que comprenden edades entre tres meses y ocho años. Estos serán divididos en grupos, en dos tandas y días específicos de la semana.

Se elaborará un protocolo para el retorno a las aulas elaborado por el ministerio, un grupo asistirá los lunes y martes en jornada matutina, mientras que otro irá a clases presenciales miércoles, jueves y viernes en la tarde.

Los estudiantes de sexto de secundaria de las modalidades Educación Técnica y Artes, también se integrarán a las aulas.

Con respecto a todo lo que dijo el ministro de educación, aunque aún hay cuestiones por resolver, mencionar que la necesidad de que los estudiantes estén vacunados en su totalidad antes del regreso a clases es la mejor noticia. Esto es solo el inicio de algo que cada vez se ve más próximo a cumplirse; poco a poco volveremos a la normalidad, las clases van a iniciar y estaremos juntos de nuevo como antes. Creo que es una excelente decisión; auguramos éxito al plan que se aproxima, como a todos los planes a futuro enfocados a la educación de nuestro país, para que se cumplan con el buen pie.

¡Un abrazo y que el impacto de Jesús en nuestras vidas nos mantenga el pulso equilibrado!

emma_matinez10@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here