Foto ilustrativa pexels.

Garnet Valley, PA – Un componente bien excitante de nuestro proyecto de “Campeones de Esperanza: Latinos Previniendo la Diabetes” es el rol de liderazgo que queremos para nuestros jóvenes. En el mes de febrero, un grupo de estudiantes de Esperanza Academy Charter High School comenzaron a reunirse semanalmente como un club para discutir cómo hacer una diferencia con el problema de la diabetes. Recientemente tuve la oportunidad de entrevistar a una de las estudiantes que forma parte del grupo. Annalyssa Marie Espiet es una jovencita de 16 años que cursa el décimo grado. Como muchos otros adolescentes, le gustan los juegos de video, pero indica que cuando el clima está tibio, disfruta de jugar al aire libre con sus tres hermanos menores. Se describe como una persona activa, aún dentro del hogar. Aprendió a cocinar a los doce años y disfruta de hornear, tratando nuevos sabores y texturas.

Al preguntarle cuál fue su interés en unirse al club, mencionó que miembros de su familia sufren de diabetes y que había perdido una tía a causa de la enfermedad. “Quiero aprender más de la diabetes, cómo ocurre, qué te pone a riesgo, qué podemos hacer para evitarla o controlarla” dice la joven. Quiere ayudar a sus familiares y prevenir que ella misma se enferme.

Explica que en el club han aprendido sobre lo que es la diabetes. Ahora sabe cómo lo que comemos afecta los niveles de azúcar en la sangre, qué es el índice glucémico de los alimentos y cómo calcularlo usando herramientas en la computadora. “Hemos aprendido consejos alimenticios; qué ingredientes y métodos de cocinar son más saludables y qué constituye una comida balanceada”, asegura.

En las reuniones, los estudiantes han discutido posibles soluciones para reducir los riesgos de obesidad. La actividad física tiene que ser divertida para que sea eficiente, ya que de esta manera los jóvenes la continuarán. También quieren tener muestras de cocina ya sea por zoom y eventualmente en persona. Otro objetivo que el grupo está desarrollando en este momento es una competencia de baile.

Al preguntarle a Annalyssa su visión para el club, dice que le gustaría continuar con las muestras de cocina y, a lo mejor, crear un libro de recetas. Dice que “hay que animar a las personas a estar activas todos los días. Los niños pueden inspirar a sus padres a estar activos juntos”. Cuenta que usa el juego “Just Dance 2020” y ahora ella y su mamá lo hacen juntas.

Estamos muy orgullosos de Annalysa y los demás Jóvenes Campeones de Esperanza. Ellos tienen el poder para hacer una diferencia. A medida que el grupo organice actividades para la comunidad, las anunciaremos por este medio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here