El senador republicano por Utah, Mike Lee, recibió en las últimas horas una lluvia de críticas por bloquear este jueves una votación en la Cámara alta para hacer realidad el Museo Nacional de los Latinos Estadounidenses en la capital de Estados Unidos.

La organización Amigos del Museo de los Latinos Estadounidenses lamentaron la «decisión insultantemente despectiva, condescendiente y equivocada» de Lee al bloquear un proyecto de ley para establecer un museo que conmemore y celebre más de 500 años de historia y contribuciones a la historia estadounidense de los latinos en el país.

«Los latinos de todo el país han esperado demasiado tiempo para ser representados en el National Mall y es repugnantemente cruel hacerlos esperar aún más», indicó la organización en su fuerte comunicado.

A pesar del revés, indicaron que seguirán trabajando para garantizar que las historias de los latinos, que suponen un «componente crítico» de la historia del país, queden reflejadas y sean conocidas durante generaciones.

El proyecto de ley ya había sido aprobado en la Cámara de Representantes, que en verano lo apoyó en un consenso unánime, y cuenta también con el apoyo de 46 copatrocinadores de ambos partidos en el Senado.

El senador demócrata por Nueva Jersey Bob Menéndez, uno de los grandes impulsores del proyecto, al que defendió este jueves en el pleno del Senado, dijo este viernes que es «muy claro» que Lee no cree que merezcan un museo en la capital los latinos, que, le recordó, llegaron a lo que hoy es Estados Unidos antes que los padres fundadores de la nación.

Menéndez indicó en un mensaje en Twitter que el museo serviría para «compartir las historias que se han borrado de nuestros libros de historia».

Sin embargo, Lee, que también bloqueó la creación de un museo nacional sobre la mujer, indicó este jueves que los latinos no han sido excluidos, como sí lo fueron los nativos y los afroamericanos, y que «lo último» que se necesita es «dividir aun más una nación ya dividida».

Pero el Caucus Hispano en el Congreso le respondió que los latinos han contribuido y lo siguen haciendo al éxito del país, a pesar de la «exclusión sistémica» que sufren y de que sus historias y cultura se «han borrado de la historia de Estados Unidos», por lo que tildaron el bloqueo de Lee de «vergonzoso».

En similar sentido se pronunció una de las personalidades latinas que han apoyado públicamente el museo, la actriz Eva Longoria, quien dijo que ambos museos bloqueados tienen como objetivo contar la «historia completa» del país y que ofrecer la oportunidad de aprender que la diversidad «SIEMPRE ha sido nuestra fortaleza y ayudará a sanar nuestras divisiones».

También en su cuenta personal de Twitter, Estuardo Rodríguez, responsable de Amigos del Museo de los Latinos Estadounidenses, dijo que «500 años de la experiencia de los latinos no pueden ser borrados por un solo hombre» y que seguirán trabajado para que abra sus puertas esta instalación para así dejar atrás la «obsoleta xenofobia» del republicano.

La legislación, que todavía puede ser aprobada, incluye la creación de una junta directiva con 19 miembros que ayudará en la planificación y diseño del edificio para el museo.

El Centro Latino del Smithsonian inaugurará en 2021, dentro del Museo Nacional de Historia Americana, la Galería Latina de la Familia Molina, una exhibición que cubre 418,6 metros cuadrados.

Es poco comparado con los 33.000 metros cuadrados del Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana y los 23.000 metros cuadrados del Museo del Indígena Americano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here