Miembros del Puesto 840. (Foto: Cortesía/Leticia Roa Nixon)

El izamiento de la bandera de Puerto Rico, el 24 de septiembre, mostró una vez más el orgullo de la comunidad boricua de la ciudad. La Rev. Bonnie Camarda inició el evento encabezado por la oficina de la concejal María Quiñones-Sánchez, por el distrito 7.

En este acto cívico se resaltaron las desigualdades de cómo es tratado este estado asociado por parte del gobierno estadounidense en sus varios niveles.

Resiliencia y orgullo boricua 1
Congresista Brendan Boyle prometió luchar por igualdad en Puerto Rico. (Foto: Cortesía/Leticia Roa Nixon)

Entre los funcionarios electos invitados estuvo el congresista por el segundo distrito estatal, Brendan F. Boyle, quien ha estado visitado la isla durante un periodo de año y medio. En febrero estuvo en San Juan y en Ponce para observar el daño causado por los sismos y los huracanes categoría 5 que han golpeado a ese territorio.

Resiliencia y orgullo boricua 2
La bandera se izó el 24 de septiembre. (Foto:Cortesía/Leticia Roa Nixon)

“Puerto Rico ha sido tratado injustamente por siglos. Otras pocas comunidades han hecho tanto como los puertorriqueños”, afirmó Boyle contundente. Enfatizó que tanto los oriundos de Puerto Rico, como los del norte del continente americano, han peleado en todas las guerras de los Estados Unidos. “Para que finalmente haya justicia, tenemos que hacer mejor las cosas en este país para ayudar a los puertorriqueños”, concluyó.

Resiliencia y orgullo boricua 3
José Rivera, veterano de guerra y cofundador de El Concilio. (Foto: Cortesía/Leticia Roa Nixon)

Pocos meses después de haber sido electo para ocupar su cargo, el congresista estuvo en comunicación con la concejal para realizar el mejor trabajo como servidor público. Desde entonces ha aprendido más sobre el estado libre asociado que no ha conocido su libertad y autonomía. Puerto Rico pasó de ser una colonia española a un botín de guerra hispano-estadounidense en 1898. Para 1952, se convirtió en Estado Libre Asociado (ELA) de los Estados Unidos; en consecuencia, todos los puertorriqueños son ciudadanos estadounidenses.

Resiliencia y orgullo boricua 4
La concejal puertorriqueña María Quiñones-Sánchez. (Foto: Cortesía/ Leticia Roa Nixon)
 

Como se dijo en este evento, “si no escribimos nuestra propia historia nadie lo hará por nosotros”.

El concejo de la Ciudad también presentó la resolución que declara oficialmente el Mes de la Herencia Hispana en la ciudad.

Los líderes y activistas de la comunidad puertorriqueña de Filadelfia han luchado por los derechos civiles y humanos y muchos de los inmigrantes latinos han sido beneficiados por ello. También han establecido las organizaciones comunitarias más antiguas de la ciudad.

La gran mayoría de los asistentes al izamiento de la bandera de Puerto Rico portaron y ondearon la suya mientras cantaban “La Borinqueña”, el Himno Nacional de la Isla.

Para el próximo año, la concejal Quiónes-Sánchez, si la pandemia lo permite, tendrá un bufete como tradicionalmente lo ha hecho durante el tiempo que lleva en su cargo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here