El número de afectados por COVID-19 en Filadelfia todos los días cambia. Un día es de 314 y al día siguiente son 224 las personas que han dado positivo al virus.

El día 4 de mayo Filadelfia ya tenía sobre más de 19000 casos registrados de COVID-19. Más de 1000 de nuestros residentes han sucumbido a este virus. Muchos perdieron la mamá o el papá, la abuela o el abuelo, la hija o el hijo. Todos los que han perdido a un ser querido por esta pandemia están en nuestras oraciones.

Debido a la situación con el COVID-19 el número de desempleo ha aumentado y una gran cantidad de compañías han cerrado.  Más de 17 millones de habitantes de Pensilvania han perdido sus empleos. Muchos son Filadelfios.

Todos queremos que esta pandemia termine. Todos queremos que nuestros negocios reabran para que nuestros residentes puedan volver al trabajo. Para que puedan comer en restaurantes, comprar en tiendas y reunirse con sus amigos.

Pero para alcanzar estos objetivos necesitamos disminuir el número de nuevos casos de COVID-19, necesitamos bajar el número de infectados, necesitamos aplanar la curva. Para reabrir nuestra economía tenemos una serie de estrategias planificadas. Sabemos muy bien que si no tenemos cuidado, si nos apresuramos a reabrir, corremos el riesgo de nuevas infecciones de COVID-19 que pueden resultar en más muertes. Realmente esto puede resultar en una situación peor para la ciudad.

Hay cinco elementos claves que otros países están implementando con éxito para luchar contra el coronavirus. Filadelfia debe hacer lo mismo:

Continuar el distanciamiento social. Esto ha mostrado que funciona.

A medida que el clima es más cálido es natural que la gente quiera salir, pero ahora no es el momento adecuado para confiarse y terminar con el distanciamiento social. Por favor, piense en los demás, si usted sale de su casa use la mascarilla en público. Piense en su familia. No invite al COVID-19 a su casa.

Pruebas. Tenemos que hacer más pruebas. Un estudio reciente de la Universidad de Harvard estima que en Estados Unidos se necesita hacer más pruebas para detectar el COVID-19, indica que se debería examinar sobre tres veces más la cantidad de personas que están siendo examinadas. La realidad es que mientras más gente sea examinada más casos serán confirmados, pero realmente necesitamos saber el verdadero número de infectados para poder contener la propagación del virus. Además, la creciente disparidad racial de los casos del COVID-19 pone de relieve la necesidad tan urgente que tenemos de aumentar las pruebas en las comunidades desatendidas.

Rastreo de contactos. Necesitamos aumentar significativamente el rastreo de contactos, identificando y alertando a las personas que han entrado en contacto con alguien que dio positivo a COVID-19. Esto es fundamental para contener la propagación viral.

Aislamiento. Necesitamos lugares seguros y adecuados para aislar a las personas que han dado positivo, especialmente cuando no pueden aislarse de forma segura en casa. La ciudad ha establecido lugares de cuarentena. Debemos usarlos.

Tratamiento. Nuestros hospitales todavía tienen camas disponibles para dar tratamiento a los pacientes de COVID-19. Gracias a la Universidad de Temple, el Centro Liacouras fue convertido temporalmente en un hospital para ayudar con la cantidad excesiva de pacientes. No obstante aún tenemos escasez de equipos de protección. Si los trabajadores no están protegidos debidamente, los pacientes están más expuestos al virus.

Otros países y urbes están utilizando estas estrategias. Corea del Sur, Taiwán, Nueva Zelanda y Hong Kong, así han ganado control sobre el virus, han aplanado la curva. Pero es esencial que todos estos pasos se hagan al pie de la letra, a conformidad, durante un período de tiempo sin interrupción. No podemos bajar la guardia.

Todo el mundo quiere estar afuera con sus amigos y congregarse en el parque, en la cancha de básquetbol. La gente quiere practicar unida su religión, congregarse en sus iglesias. Todos queremos que nuestra economía vuelva a emprender.

Nuestro enfoque en las próximas semanas y meses estará en reducir el número de casos nuevos de COVID-19, lucharemos por reabrir nuestra economía de manera segura, justa y equitativa.

Tenemos que aplanar la curva. Si trabajamos juntos y seguimos estas estrategias, lo haremos. Filadelfia, unidos podemos hacerlo.

Darrell L. Clarke es presidente del Consejo de la Ciudad. Cherelle Parker es el Líder de la Mayoría del Concejo. Curtis Jones Jr. es Parlamentario de la Mayoría, y Mark Squilla es Deputado Parlamentario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here