Foto ilustrativa pexels.

La iniciativa de la ciudad llamada “Philly Counts 2020” para apoyar el Censo del año pasado, publicó su informe final, hallazgos y recomendaciones, basadas en el trabajo realizado en diversas comunidades de Filadelfia desde diciembre de 2018 hasta octubre de 2020.

La base del plan se centró en el alcance de persona a persona. Entre septiembre de 2019 y febrero de 2020, “Philly Counts” y sus voluntarios capacitaron a más de 8,000 habitantes de Filadelfia para ser campeones del censo y fomentar la participación en sus propias comunidades.

Stephanie Reid, directora ejecutiva de la iniciativa, reconoció que las personas que viven y sirven a un vecindario conocen mejor a esa comunidad; por eso “las conversaciones personales fueron cruciales para educar e involucrar a los miembros de la comunidad, y esta fue la base del modelo de mensajería confiable”,afirmó.

Además de las barreras comunes para la participación en un censo y de las específicas del Censo 2020, la pandemia trajo una serie de desafíos únicos que, de manera desafortunada, coincidieron con las fases iniciales del Censo. Al comprender la nueva realidad y las limitaciones debidas al COVID-19, “Philly Counts” modificó su plan original, para promover la conciencia del censo de manera segura.

Su objetivo fue realizar una campaña para fomentar la participación comunitaria en el censo. Como la mayoría de las grandes ciudades de los Estados Unidos, la participación de Filadelfia estuvo por debajo de las tasas de participación del Censo 2010. Solo el 56,9 por ciento de los hogares de Filadelfia completaron el censo en el 2020. En 2010, la tasa de respuesta personal fue del 62,4 por ciento. Si bien, no se logró el objetivo general de aumentar las tasas de respuesta, según los organizadores la participación de la ciudad habría sido sustancialmente menor sin este esfuerzo coordinado y liderado por “Philly Counts”. Las lecciones aprendidas a lo largo de este viaje servirán como hoja de ruta para el censo de 2030.

 Las principales observaciones y recomendaciones de “Philly Counts” para futuros censos decenales son las siguientes:

  • La activación de la ciudad y el trabajo comunitario debe comenzar antes para 2030.
  • Una relación cercana con el personal de la Oficina del Censo local es vital.
  • Las fallas en el plan de la Oficina del Censo nacional tuvieron impactos locales directos.
  • Es necesario crear asociaciones y recaudar fondos para apoyar a la divulgación y la participación comunitaria. 
  • Es importante la asociación con funcionarios locales para maximizar el impacto.
  • El compromiso auténtico requiere una inversión financiera.
  • Es vital reconocer la historia racial de cada comunidad.
  • El acceso digital es una cuestión de equidad que merece atención y financiación.
  • Aprovechar las redes establecidas para generar confianza en las comunidades.
  • Las comunidades y vecindarios diversos requieren acciones enfocadas e integradas.

A partir de febrero de 2021, esta red de voluntarios se aprovechará, ahora para involucrar a las comunidades históricamente olvidadas en torno al proceso de vacunación COVID-19.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here