Panorámica de Filadelfia

A través del país, la crisis por la pandemia del Covid-19 ha causado dificultades complejas para los individuos y las familias; los desafíos se han extendido hasta afectar el tejido de las comunidades.  Los impactos del virus, todos derivados del riesgo de infección y las graves amenazas a salud que nos ha obligado a cerrar el comercio, y permanecer dentro de nuestras casas; son amplios e interrelacionados; tocan casi todos los aspectos de nuestra sociedad civil, en plena incertidumbre de como continuar con nuestras vidas de forma “normal”.

La pandemia ha causado que se venga abordando un enfoque en las desigualdades, que organizaciones comunitarias han estado luchando para resolver durante décadas.

El Covid-19 ha evidenciado aún más, las diferencias entre diversos grupos y sectores. Hay familias y vecindarios que ya sufren con bajos ingresos y otras desventajas, que se han visto aún más afectados por esta crisis. En un afán por empezar a examinar los impactos del virus en diversos aspectos en nuestra comunidad latina, nos iremos enfocando en como esta crisis, ha venido exacerbando las desigualdades en la educación, el empleo, la alimentación, la vivienda y la salud. 

Empezando por el techo

Lo más básico, lo que sirve como la fundación desde la que se lleva a cabo cualquier otra actividad, es la vivienda.  Sin estabilidad en la vivienda, familias gastan su tiempo y energía en sobrevivir, en vez de trabajar, estudiar, y participar en actividades sociales que ayudan a fortalecer el tejido de la comunidad.

Estas estadísticas pintan un panorama claro de la situación enfrentando a la población latina: En Filadelfia, los latinos representan aproximadamente 15% de la población (comparado con 18% a través del país).  Datos del censo de hace una década, indican que casi 40% de ellos viven en pobreza, y según la Liga Económica de Filadelfia, los latinos frecuentemente viven en zonas densamente pobladas con condiciones de vivienda deficientes.  Además, aproximadamente 54% de latinos alquilan su vivienda en vez de ser dueños. Los inquilinos suelen sufrir más de vulnerabilidad, porque por lo general no tienen ahorros para emergencias.  Organizaciones expertas a nivel local como LISC “Local Initiatives Support Corporation” (de Filadelfia) y el Banco de la Reserva Federal de Filadelfia, así como a nivel nacional como “Brookings Institution”, han venido reportando lo mismo, que comunidades de color y de bajo ingreso, experimentan la peor parte de las dificultades, por lo que hay una urgencia para desarrollar soluciones a largo plazo, en vez de solamente pagar fondos de socorro de emergencia, en medio de la peor parte de la crisis.

Según datos del “Brookings Institution”, 20% de los dueños de hogares latinos, que son de bajos ingresos, no han pagado su hipoteca durante la pandemia; más del doble del promedio.  LISC reporta que las viviendas asequibles de la ciudad ya están en una situación de crisis, con un déficit de casi 70,000 hogares necesitados, y aproximadamente 150,000 familias sufriendo por el peso del alquiler, y en condiciones inseguras o hacinadas, e inclusive por falta de vivienda. Además, cuando las familias no pueden pagar el alquiler, el propietario sufre también al perder ese ingreso.

Emerge la Filadelfia desaventajada 1

Los programas desarrollados por los gobiernos federales, estatales, y locales para ayudar a las comunidades en apuros, ayudarán por un periodo; pero cuando terminen las moratorias sobre el desalojo y la ejecución hipotecaria, las familias se quedarán solas frente a la responsabilidad de pagar las mensualidades y se podrían encontrar en una situación aún peor.  ¿Qué harán los miembros de nuestra comunidad latina cuando el apoyo financiero y legal del gobierno termine? 

Los desafíos continuaran por mucho tiempo más, por lo que se hace imprescindible, no solo evidenciar estas disparidades que afectan a nuestras comunidades (con datos y con historias personales) pero lo más importante, es buscar las posibles soluciones a largo plazo, que se puedan implementar con la colaboración entre comunidades, organizaciones civiles, escuelas, grandes corporaciones, otras instituciones interesadas incluidas las gubernamentales.

Emerge la Filadelfia desaventajada 2

Si quiere ser partícipe de este dialogo inicial, escribanos a editorial@impactomedia.com hagamos juntos, una comunidad de Impacto.

Fuentes

https://www.philadelphiafed.org/covid-19/covid-19-equity-in-recovery/which-neighborhoods-and-households-will-be-most-impacted

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here