Los grandes mostradores de Macys con la historia de “Tiptoe y la máquina voladora/Tiptoe and the flying machine”. Center City, Filadelfia, 2021. (Foto: Cortesía/Mary Luz Marques)

¡Este mes de diciembre ha sido muy especial para mí! Aunque la pandemia nos sigue azotando de manera implacable, existe un sentimiento de solidaridad que se siente en el aire. El regalo más lindo, que he sentido en esta época de navidad, es la armonía de convivir en comunidad sintiendo el calor humano del abrazo colectivo.

Escuchar las risas de las personas, el murmullo melódico de las canciones y de las conversaciones animadas, en medio de un caminar cotidiano, son parte del tradicional espíritu navideño anhelado por muchos de nosotros. Este acto participativo, y de compartir en celebración, es el mejor deleite para llenar nuestro espíritu de amor y gratitud por lo que tenemos, especialmente en estos tiempos en donde las nuevas variantes del COVID-19 siguen difundiéndose por el mundo. 

El show de luces en Macys. Center City, Filadelfia, 2021. (Foto: Cortesía/Mary Luz Marques)

Por esta razón, quise llenarme del espíritu de la Navidad recorriendo lugares típicos, durante estas fiestas, en el centro de la ciudad de Filadelfia. ¡Quería respirar y sentir las historias de la comunidad!

Así, empecé mi recorrido visitando la tienda Macys, en el edificio Wanamaker, localizado en la calle Market. Al llegar pude observar los grandes mostradores decorados como libros de pop up que contaban la historia de “Tiptoe y la máquina voladora/Tiptoe and the flying machine”.

Este cuento relata la historia de un pequeño reno que creía ser incapaz de volar; así, que con la ayuda de sus amigos de la villa –como el señor búho y los otros animalitos–, empezaron a diseñar una máquina voladora para Tiptoe. ¿Y qué creen que pasó después? La narración nos dice que el reno empezó a volar y a recorrer el pequeño pueblo en dónde vivía. ¿Cuál es la moraleja del cuento? ¡Creelo y podrás alcanzarlo!

“A Christmas Carol” en Macy’s Dickens Village. Center City, Filadelfia, 2021.  (Foto: Cortesía/Mary Luz Marques)

Después de leer está historia de esperanza, entré a la tienda a ver el espectáculo de luces durante la única sesión de la mañana. La gente se encontraba un poco aglomerada, con cierta distancia social, esperando el comienzo del programa. Buscando el sitio perfecto para verlo, encontré el espacio adecuado que me permitiese disfrutarlo sin interrupciones.

El jardín de invierno. Dilworth Park, Filadelfia, 2021.  (Foto: Cortesía/Mary Luz Marques)

Unos minutos más tarde, una voz femenina dio la bienvenida a los presentes y la magia de los juegos de luces, de diferentes colores, empezaron a llenar el árbol electrónico de navidad. Muy atenta a lo que seguía, comenzaron a contar las historias clásicas del “Nutcracker”, “Rudolph el reno de la nariz roja”, entre otras; mientras, las figuritas electrónicas se visualizaban en el desarrollo del cuento. La música de fondo llenaba el ambiente de fiesta y algarabía a los participantes. ¡Los quince minutos de cuentos mágicos llenaron mi corazón de optimismo! Es increíble observar como las historias nos unen en un ambiente de solidaridad.

Christmas Village. Love Park, Filadelfia, 2021. (Foto: Cortesía/Mary Luz Marques)
 

La aventura no terminó aquí. Después visité el tercer piso de este edificio para ver la representación gráfica del libro “A Christmas Carol”, escrito por el autor Charles Dickens. La historia cuenta que Ebenezer Scrooge, una persona amargada y sin amor al prójimo, recibe el espíritu de la Navidad, cuando un fantasma, con poderes sobrenaturales, le hace ver el pasado, el presente y el futuro de su vida solitaria.

En Macy’s Dickens Village, los personajes parecen cobrar vida a medida que el visitante recorre los escenarios del libro que fue publicado en 1843. Los espacios de la villa están decorados con elementos de esa época y la vestimenta típica de los personajes, recrea esos momentos característicos de la narración. ¡Realmente es una experiencia única!

La bibliotecaria está leyendo el libro “Cómo el Grinch robó la navidad/How the Grinch Stole Christmas” en Christmas Village. Love Park, Filadelfia, 2021. (Foto: Cortesía/Mary Luz Marques)

Después de estas inspiradoras historias, empecé a caminar y llegué a Dilworth Park. Me llamó mucho la atención el jardín de invierno. Observé los animales inanimados que se habían construido con elementos de la misma naturaleza. Me preguntaba: ¿cuál es la historia que el artista quiere transmitir? Cómo descifrando un rompecabezas, me puse a observar los elementos de esta composición. Mi imaginación empezó a volar y a crear historias cortas con este tipo de parque zoológico, pero sin rejas. En este ambiente se podía apreciar y sentir una especie de libertad compartida con la naturaleza.

Cruzando la calle Broad, me encuentro con el Christmas Village en Love Park. Al caminar hacia el centro de esta villa veo que una bibliotecaria estaba leyendo cuentos e historias a los transeúntes que circulaban en ese momento. El centro estaba lleno de niños, jóvenes y adultos; todos muy atentos a las historias. Me senté y escuché el cuento de “Cómo el Grinch robó la Navidad/How the Grinch Stole Christmas”. ¿No sé si ustedes han escuchado esta historia? A mí me gusta escucharla porque a pesar de que el Grinch tiene su corazón, tres veces más pequeño que los demás y “odiaba la Navidad”, él aprenderá una lección de vida con el desarrollo de la historia.

Para mí, la Navidad se debe iluminar del amor, la camaradería, la empatía, la compasión y todos esos sentimientos nobles que deben irradiar nuestro corazón para forjar una sociedad en donde estemos unidos en la diversidad y no en las diferencias que nos separan. Durante todo este recorrido de lugares inspiradores, he podido observar que no importa la edad de las personas; las historias tienen una magia que captura el corazón del oyente y del lector. ¡Felices fiestas en familia!

Contacto: LinkedIn @maryluzmarques, Twitter @maryluz_marques 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here