Emma Restrepo, reconocida comunicadora colombiana. (Foto LRN)

La indignación de los colombianos explotó a raíz de la reforma tributaria propuesta por el presidente Iván Duque en plena pandemia. Esta indignación se replicó en Filadelfia el pasado miércoles, cuando un numeroso grupo salió a la calle para expresar su solidaridad con las protestas en Colombia.

Vianey Osma, de la organización Colombianos en Philadelphia, tuvo la idea de organizar una manifestación llamada “Lejanos pero no indiferentes”. El hecho de no estar haciendo nada por apoyar la impulsó, “porque se nos están muriendo nuestros estudiantes en las marchas y porque no podemos ser indiferentes a la distancia, vivimos en Estados Unidos, pero nuestro corazón está en Colombia”, dijo.

El corazón de Colombia late en Filadelfia 1
Ambiente cívico y familiar. (Foto LRN)

La conciencia cívica se manifestó con rapidez. Decenas de colombianos de la ciudad y del estado de Delaware llegaron a la escalinata del Museo de Arte. Cantaron el himno nacional, gritaron consignas y tocaron instrumentos y cacerolas en solidaridad y apoyo a las manifestaciones que han desarrollado en el país sudamericano.

En entrevista con la reconocida comunicadora colombiana Emma Restrepo, nos dio un contexto sobre la importancia de esta acción. Indicó que Colombia es un país que se está tratando de reconstruir después de más cincuenta años de guerra. Pero hay gente que sabotea esa reconstrucción, entre esos el expresidente Álvaro Uribe, de ultraderecha. Cuando era presidente mandó matar a campesinos inocentes y los vistió de guerrilleros y a esos se les llamó “los falsos positivos, lo cual es doloroso para un país”.

El corazón de Colombia late en Filadelfia 2
Vianey Osma de Colombianos en Philadelphia. (Foto LRN)

“El presidente actual, Iván Duque, es un títere de ese expresidente. Duque hizo una propuesta de aumentar los impuestos en un país con hambre en la pandemia, sin empleo, un país enfermo, un país que ha recibido más de dos millones de venezolanos y les ha dado ciudadanía”, explicó.

Dijo que el presidente Duque quiso subir los impuestos y el pueblo se le alborotó. Pero el expresidente Uribe le dice a la policía que está en su derecho de defender la patria usando las armas. Por lo que la policía —no todos los miembros, porque muchos se unieron a la lucha—, comenzaron a matar ciudadanos. Estaban disparando desde arriba a gente que ni siquiera estaba protestando.

Hay más de 87 personas desaparecidas. “Yo creo que este hecho ha resumido el inconformismo. Desde que firmaron el acuerdo de paz han matado a más de 200 líderes, muchos de ellos líderes ambientalistas. Estamos desmoralizados. O sea, ¿hasta cuándo?”, concluyó contundente Emma Restrepo.

El corazón de Colombia late en Filadelfia 3
“Vivimos en Philadelphia, pero nuestro corazón late en Colombia”. (Foto LRN)

MÁS PELIGROSO

Una polémica reforma tributaria impulsada por el gobierno de Iván Duque llevó hace una semana a miles de personas a las calles de Colombia, a pesar de estar en el tercer pico de contagios de coronavirus. La premisa, para muchos en las calles y en redes sociales, es que el Gobierno es más peligroso que el propio virus.

En una tensa entrevista en el programa “Conclusiones” en CNN, el expresidente Uribe defendió a las fuerzas armadas en medio de las protestas. En tanto, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla renunció.

La madrugada del pasado miércoles, se registraron nuevas protestas, particularmente en Bogotá, donde la Alcaldía dijo que manifestantes violentos intentaron quemar vivos a varios policías en una estación en el sur de la capital. Las autoridades de Bogotá informaron que 30 civiles y 13 policías resultaron heridos.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, informó a través de su cuenta de Twitter, que al menos 25 estaciones de policías en Bogotá, conocidos como CAI, fueron afectados, 19 vandalizados y tres estaciones de policías más quedaron “completamente destruidas”, según la Alcaldía. Policías fueron baleados y se reportaron heridos con armas blancas.

El corazón de Colombia late en Filadelfia 4
El amor por la patria comienza en la niñez. (Foto LRN)

Según cifras de la Defensoría del Pueblo, para el miércoles al menos 24 personas ya habían muerto en una semana de protestas. Ese mismo día la institución dijo en un comunicado que había recibido 140 quejas por uso excesivo de la fuerza por parte de la policía. Por su parte, el Ministerio de Defensa informó que en los primeros seis días de protestas, 540 policías resultaron heridos, 306 civiles lesionados y uno fallecido.

La ONG Temblores, que ha hecho seguimiento a las denuncias de violaciones de derechos humanos durante las protestas, ha denunciado 31 muertes de manifestantes a manos de la policía, más de 1.400 casos de violencia policial, 814 detenciones arbitrarias, 10 casos de violencia sexual por parte de la fuerza pública, y decenas de casos de “desapariciones en el contexto de las movilizaciones”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here