Hora de Acción de Gracias

0

Hay un momento para todo, y este es el momento de expresar nuestra gratitud por lo que tenemos, dónde vivimos y quiénes somos. Este ha sido uno de los períodos más difíciles de nuestras vidas. Ricos o pobres habíamos disfrutado de un breve período de progreso. Había energía en el aire, un sentimiento de optimismo a pesar de la temporada política que dejaba de lado otras preocupaciones cotidianas. Los titulares de los periódicos anunciaban una economía en auge. Había música a nuestro alrededor, al igual que películas, mientras Broadway anunciaba nuevas obras después de que “Hamilton” ganara todos los premios. En todo este país se habló del voto hispano y lo que significaba para las campañas. El Censo de 2020 avanzaba según el plan y solo había noticias lejanas un virus de China. De forma lenta pero segura, ese virus que hemos llegado a conocer como COVID-19, comenzó a dominar los titulares. Debido a que teníamos poca información al principio, pensamos que vendría rápidamente como la gripe y se iría con la misma rapidez. Y luego nos dimos cuenta de su gravedad, y los terribles daños en este país y en el mundo. Todo cambió de repente y se movió a gran velocidad. Todas las cosas que poseíamos perdieron su valor cuando comenzamos a compararlas con nuestra salud. No importa dónde vivamos, el virus llegó y arrasó con nuestras rutinas, nuestros trabajos, nuestros planes para bodas y celebraciones de cumpleaños. Nuestras ciudades se cerraron cuando los hospitales se llenaron de pacientes, y nos familiarizamos con nuevas palabras como pandemia e intubación. En todas partes nos pedían que nos pusiéramos máscaras, que nos laváramos las manos, y evitáramos el contacto social. Miles de nosotros perdimos amigos y familiares. En los Estados Unidos y en todo el mundo, existe una sensación de urgencia que se desarrolló cuando el sistema médico se vio abrumado por el virus. Hay un repunte justo cuando empezamos a reabrir nuestras ciudades. Pero está la proverbial luz al final del túnel, porque tuvimos unas elecciones que cambiarán el rumbo de nuestro país. Ahora tenemos motivos para sentirnos optimistas. Nuestro nuevo gobierno será más responsable. Los investigadores anuncian una vacuna. Hay algunos en la fase final, aunque entendemos que esto llevará tiempo. Habrá más oscuridad antes de que regresemos a los días de sol. Si el COVID-19 ha sido el desarrollo más deprimente en nuestra historia reciente, habiendo dominado nuestras vidas con su fuerza destructiva e invisible, debemos celebrar con alegría a nuestros científicos que seguramente triunfarán sobre este virus que puede ser mortal. Les expresamos nuestro agradecimiento por su dedicación. Y damos gracias por todo lo que tenemos. Feliz Día de Acción de Gracias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here