Para mí, como venezolano, que en el año 1998 veía con asombro y con un vacío en el estómago como un autócrata ganaba la presidencia de Venezuela, bajo la promesa de que iba a freír las cabezas de los corruptos, y de que convertiría al país en toda una potencia, ofreciendo villas y castillos, sobre todo a las clases más humildes, a aquellos que por muchos años no se sentían representados o atendidos por los gobiernos de turno; debo admitir que en el 2016 sentí exactamente lo mismo aquí en los EE. UU. Aun así, luego de calmarme, decidí confiar en las instituciones democráticas e independencia de poderes de esta, la mejor nación del mundo.

Casi 4 años han pasado desde la llegada de Trump al poder, y cada día confirmo que ese vacío que sentí en 1998 y en 2016, tenía su razón de ser. Como escuché a una amiga decir, “los polos opuestos terminan tocándose”, las posiciones extremas, sean de derecha o de izquierda, nunca son buenas.

Esas palabras de Hugo Rafael Chávez, de que iba a freír cabezas, se auto reproducen en mi mente y se mezclan con el “I am going to drain the swamps” o ‘voy a drenar los pantanos’; y hoy día constato que en ambos sistemas aumentó la corrupción, el nepotismo, el abuso de poder, la violación de los derechos civiles y el pisoteo y desprecio a sus instituciones.

Veo con perplejidad el comportamiento abusivo, autócrata y violento de quien lleva las riendas del país mas poderoso del mundo. He visto y vivido el resurgimiento del racismo, en donde una minoría se siente empoderada por un presidente que nos llama a nosotros, los latinos, violadores, ladrones, y nos ve como una clase humana inferior.  

Veo con espanto en los mítines políticos al presidente y su grupo de fanáticos hacer eco a 4, 8 o 12 años más de gobierno, recordándome que Chávez no llegó al 2021 solo porque el cáncer se lo llevó antes, dejando a otro demagogo igual o peor, Nicolás Maduro, quien terminó de hundir a un país, ya fracturado por años de negligencia y corrupción.  

Veo cómo, con total desfachatez pronuncia palabras de admiración a caudillos y crueles dictadores como Putin, Erdogán y Kim Jong-un, quienes, por cierto, también son amigos íntimos del caudillo venezolano Maduro.

El 3 de noviembre, los creyentes en la democracia pluralista y participativa tenemos un compromiso, el de votar por quien garantice la sanación de nuestra sociedad, fracturada por el extremismo, por alguien que reconstruya el alma del país. Alguien que vea y confíe en la resiliencia del pueblo americano; alguien que se rodee de expertos en las diferentes áreas críticas para sacar a esta nación del foso en donde esta sumergida, debido a la anarquía imperante y a la falta de liderazgo; esa persona para mí y para millones de americanos, hoy se llama Joe Biden.

¿Porque un venezolano-americano debe votar por Joe Biden?

La razón es sencilla; este cuento de terror ya lo hemos vivido en carne propia bajo el infame socialismo del siglo 21 del entonces caudillo Hugo Chávez y que continuo luego de su muerte con el carnicero Nicolas Maduro.

Los venezolanos estamos claros y no nos vuelven a engañar. Podemos olfatear a un caudillo a kilómetros de distancia. Ya sabemos de Chávez, Castro, Mussolini y otros más crean sistemas demagogos que operan bajo un concepto cleptocrático con sus derivados como el nepotismo, el clientelismo y/o el peculado. Son lo que se inventan enemigos para siempre tener a alguien a quien culpar y esquivar sus responsabilidades. Crean historias y mentiras para, cual encantador de serpientes, tener a sus acólitos a sus pies y crear odio para quienes piensen distinto. Llaman a las instituciones democráticas y a la prensa libre ‘enemigos del pueblo’, y crean un culto a la personalidad que peca en fanatismo.

Los venezolanos ya nos sabemos ese cuento y es por esto y muchas otras razones debemos votar por Joe Biden. 

1 Comentario

  1. Exactamente Emilio, coincido contigo en todo. Yo le agregaría lo siguiente; venezolanos, no se dejen engañar, Trump es un mentiroso, inmoral, tramposo, y no pararía de decir otros adjetivos nada positivos. Los republicanos tratan de confundir a la población diciendo que los demócratas son comunistas. Por favor, nada mas lejos de la realidad. Lean y analicen el programa de gobierno que propone Biden y verán que lo que hará nos beneficiará a todos. Es hora de escoger por la mejor opción, Biden.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here