Manifestantes destruyen vehículos cerca de la Casa Blanca el 31 de mayo de 2020, durante las protestas por la muerte de George Floyd

Las autoridades estadounidenses acusan principalmente a cuatro grupos de agitadores extremistas de inmiscuirse en las protestas pacíficas por la muerte de George Floyd.

Washington – Las autoridades estadounidenses han acusado a agitadores extremistas de participar en las protestas pacíficas por la muerte, bajo custodia policial, del afroamericano George Floyd, alegando que se infiltran entre los manifestantes para fomentar la violencia.

El gobernador de Minnesota, Tim Walz, mencionó reportes no confirmados de que supremacistas blancos estuvieron detrás de las violentas protestas en Minneapolis, donde se produjo la muerte de Floyd la semana pasada.

El presidente Donald Trump señaló a otra gama diferente de extremistas: los activistas antifascistas conocidos como ‘ANTIFA’, acusándolos de la violencia que ha surgido en las protestas en todo el país y prometió designarlos como una organización terrorista.

El secretario de Justicia, William Barr, por su parte, advirtió que la violencia cometida por otros grupos similares es “terrorismo doméstico” y será tratado como tal.

FBI pide ayuda para apresar a instigadores de violencia en las protestas

El Buró Federal de Investigaciones busca a los instigadores de la violencia en las protestas por la muerte del George Floyd en Minneapolis, Minnesota, durante un arresto policial.

¿Cuáles son los grupos que podrían estar involucrados en la violencia?

Supremacistas blancos: Son individuos y grupos que creen en la superioridad de la raza blanca, se oponen a la inmigración y, en algunos casos, promueven la expulsión del país de todos los que no tengan la piel blanca.

En otros tiempos florecieron con grupos organizados como el Ku Klux Klan y organizaciones neonazis, pero el movimiento se ha ido disolviendo y ha perdido liderazgo en los últimos años. La mayoría de sus miembros operan ahora por internet.

Aunque muchos supremacistas blancos no promueven la violencia, un creciente número de individuos inspirados por ideologías de extrema derecha han cometido ataques armados mortales en los últimos años.

Los elementos violentos de la extrema derecha se conocen como ‘aceleracionistas’, porque buscan acelerar una guerra racial. El director del FBI, Christopher Wray, ha dicho que la mayoría de las investigaciones de terrorismo doméstico de la agencia tienen que ver con grupos supremacistas blancos.

Boogaloo Boys: Una encarnación relativamente nueva del movimiento de milicias antigubernamentales. Los ‘Boogaloo Boys’ son una comunidad online de activistas a favor de las armas de fuego que promueven un segundo “boogaloo”, su término para describir una guerra civil.

El movimiento cedió el paso el verano pasado a supremacistas blancos que se apropiaron del término para una causa que persigue una guerra racial, en lugar de una guerra civil, según explicó Megan Squire, una profesora de computación de la Universidad Elon. Algunos de ellos, agregó, se presentan como luchadores contra las tiranías.

Trump promete activar al Ejército si los gobernadores no controlan las protestas

El presidente Donald Trump dijo que se está desplegando a miles de soldados fuertemente armados y agentes de seguridad para detener la violencia en la capital de Estados Unidos, y prometió hacer lo mismo en otras ciudades si los alcaldes y los gobernadores no logran recuperar el control de las calles.

ANTIFA. (de antifascista) es un movimiento de activistas de extrema izquierda opuestos a los neonazis y otros grupos extremistas, o, como los describen sus críticos, es un “movimiento extremo anarquista-comunista”.

Sus seguidores se organizan a través de las redes sociales y aparecen en actos de derecha vestidos de negro y enmascarados, y a veces se involucran en confrontaciones violentas. Estuvieron entre los activistas que contrarrestaron el desfile Unir a la Derecha, de 2017, en Charlottesville, Virginia, que se tornó violento.

La organización pro-derechos humanos Southern Poverty Law Center dice que no califica a ‘antifa’ como un grupo de odio porque sus miembros “no promueven el odio basado en raza, religión, etnicidad, orientación sexual o identidad de género”.

Además, como ‘antifa’ no es un grupo y carece de una jerarquía, no está claro cómo el presidente Donald Trump intentará clasificarlo como organización terrorista. Una portavoz del Departamento de Justicia no respondió a una solicitud de comentario.

Anarquistas. Con simpatizantes de la derecha y de la izquierda, los anarquistas consideran a los gobiernos como ilegítimos y promueven fomentar el caos. Su historia en Estados Unidos se remonta más de un siglo, cuando un anarquista asesinó al presidente William McKinley en 1901.

Hoy en día, muchos jóvenes anarquistas son miembros de Acción Antirracista, una red nacional de asociaciones antifascistas, según Southern Poverty Law Center. Los críticos a menudo denuncian a los seguidores de ‘antifa’ como anarquistas y Trump culpó de las violentas protestas a “anarquistas de la izquierda radical”.

«En general, los anarquistas que vemos aquí tienden a ser desencantados de la izquierda progresista”, dijo Brian Levin, un profesor de justicia criminal de la Universidad California State.

Pero los anarquistas florecen también en la derecha. Los Anarquistas Nacionales del Área de la Bahía, en California, “sueñan con una futura guerra racial que lleve a enclaves neotribales de blancos que serían llamados Zonas Autónomas Nacionales”, señala el Centro de Leyes Southern Poverty.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here