Puerto Rico teme que el coronavirus haga olvidar la grave amenaza del dengue

0
Imagen de un mosquito Aedes aegypti tomada a la especie que puede transmitir los virus del dengue y chikunguña. EFE/Thais Llorca/Archivo

San Juan, 20 mar.- Las autoridades puertorriqueñas temen que la crisis a la que hace frente la isla por el nuevo coronavirus haga olvidar a la población la grave amenaza del dengue que se cierne sobre el Estado Libre Asociado, por lo que piden prevención.
La directora asociada de la Unidad de Control de Vectores de Puerto Rico -programa del Fideicomiso para Ciencia, Tecnología e Investigación de Puerto Rico-, Marianyoly Ortiz, señaló este viernes a Efe que hay una amenaza sobre la isla de mosquitos Aedes aegypti portadores de dengue, enfermedad que no puede dejarse de lado a pesar de la crisis del COVID-19.

MENSAJE DE PREVENCIÓN

«Queremos llevar un mensaje de prevención», dijo Ortiz sobre el dengue, ya que los últimos resultados de pruebas de control rutinarias en su laboratorio revelaron un aumento considerable de mosquitos Aedes aegypti en el área metropolitana de San Juan en comparación con el año pasado.
«El objetivo que nos hemos marcado es el de evitar un brote de dengue en Puerto Rico», subrayó Ortiz, tras recordar que en 2019 se registraron en la isla un total de 28 casos de dengue, lo que contrasta con los 61 de los meses de enero y febrero de 2020, un fuerte aumento que hace temer que la población sufra los efectos de un repunte que surge en plana crisis del coronavirus.
El aumento de casos fue validado por un proceso de prueba molecular denominado RT-PCR y confirmado por la División de Dengue de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) en San Juan.
Los CDC también confirmaron que el tipo de dengue presente en los mosquitos es del serotipo 1 (DENV-1), el más común circulando actualmente en el Caribe.
«Dado este resultado recomendamos a la gente que tome medidas como cerrar ventanas, usar repelente y limpiar patios de criaderos de mosquitos con el objetivo de evitar un brote de dengue», resaltó Ortiz.

NO BAJAR LA GUARDIA

«Sabemos que la gente está muy preocupada por el coronavirus, pero no se puede bajar la guardia ante la amenaza del dengue», indicó la responsable de la Unidad de Control de Vectores.
Destacó que 2019 vio un récord en el casos de contagio por dengue en América Latina debido a una agresiva expansión que, sin embargo, no afectó a Puerto Rico, lo que sin duda -unido a la atención que provoca el coronavirus- contribuye a bajar la guardia entre la población de la isla caribeña.
«Hay que tomar medidas para que la gente no baje la guardia», insistió Ortiz, para quien es esencial concienciar a la población de cara a los próximos meses, cuando llegarán más lluvias que favorecen los criaderos de mosquitos Aedes aegypti.
Ortiz recordó que las epidemias de dengue en Puerto Rico provocan miles de visitas a salas de emergencias, cientos a miles de hospitalizaciones y docenas de muertes anualmente.

ATAJAR EL BROTE

Por ello, atajar un brote de dengue en estos momentos es crítico para evitar la saturación de salas de emergencia y hospitales.
Además, los niños menores de nueve años son especialmente vulnerables junto a los ancianos y las personas con problemas de salud previos.
«El número de pruebas de dengue positivas, su porcentaje del total y su distribución, indican que la enfermedad está circulando en la isla. El mosquito hembra Aedes aegypti adquiere este virus de humanos infectados y nuestros resultados muestran claramente que la transmisión activa del dengue está ocurriendo en el área metropolitana de San Juan», indicó Grayson Brown, director ejecutivo de la División de Dengue de los CDC en San Juan.
«Aunque el COVID-19 es el tema de actualidad y este virus no es transmitido por mosquitos, es importante recordar que el Aedes aegypti vive entre nosotros todo el año y en 2019 se rompió el récord de dengue en el Caribe y Latinoamérica», destacó.
El problema del dengue no afecta sOlo a Puerto Rico, ya que la coexistencia de este con el coronavirus amenaza a Argentina, país en el que el COVID-19 se ha cobrado ya su quinta víctima, un joven de 14 años.
El dengue dejó en el conjunto de Latinoamérica 156 muertos en lo que va de este año, a lo que hay que sumar el coronavirus, que en tres semanas desde que se reportó el primer caso ya suma más 120 fallecidos en la región.
La Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió que la región enfrenta la peor epidemia de dengue en la historia del continente.
Este año ya se han reportado en la región 661.818 casos de dengue y 1.820 han sido diagnosticados con dengue grave o hemorrágico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here