Vista este lunes de una inmensa nube de arena del Sahara que cubre el municipio de Cataño, desde San Juan (Puerto Rico). EFE/Thais Llorca

San Juan. – Puerto Rico amaneció el pasado 22 de junion envuelto en polvo del Sahara, un evento que no sucedía con tal intensidad desde hace 50 años y que ha llevado a las autoridades a catalogar el aire de «muy insano» ya que las concentraciones de arena son «altas».

A ello se une que las temperaturas alcanzarán entre los 100 y 107 grados fahrenheit (entre 37,7 y 41 grados celsius).

La visibilidad, de acuerdo con El Servicio Nacional de Meteorología (SNM), es de ocho kilómetros en algunas partes, como el caso del aeropuerto internacional Luis Muñoz Marin, en las cercanías de San Juan.

Las personas mayores o con patologías de salud como asma o alergias no deberían estar fuera de sus casas tampoco, según advierten los expertos a través de todos los medios en la isla.

Varios países de la región caribeña comenzaron a verse afectados desde antes por una enorme nube de polvo del desierto del Sahara, lo que provocó que las autoridades locales advirtieran a sus ciudadanos de los riesgos, en especial a las personas con problemas respiratorios como asma.

Los altos niveles de polvo sahariano pueden exacerbar problemas en personas con alto riesgo de complicaciones respiratorias, según el organismo sanitario.

La nube de polvo viajó a través del Atlántico y llegó al Caribe permanecido en la zona durante unos 4 días. Este miércoles se dirigió al Golfo de México.

Para este fin de semana se espera otra masa de polvo del Sahara sobre Puerto Rico, pero mucho menos densa y más ligera que la actual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here