Fotografía cedida por PBS donde aparece el candidato presidencial Joe Biden, durante una escena del documental "Voto Latino" que se estrenó el pasado martes por el canal. EFE/Roberto (Bear) Guerra/PBS /SOLO USO EDITORIAL /NO VENTAS

La metáfora del «gigante dormido» se ha usado constantemente para hablar del gran peso que pueden tener en teoría los latinos en las elecciones, pero este año el director Bernardo Ruiz ha examinado en el documental «Voto Latino» por qué ese gigante quizá ya está despierto.

«La cobertura de los medios nacionales (sobre el voto latino) generalmente es un poco superficial y no llega al fondo de los asuntos», explicó el realizador de este documental.

«Entonces, mi deseo era hacer un trabajo sobre los votantes latinos demostrando su obvia diversidad, pero también sin tener que entrevistar a los expertos sino hablando directamente con los votantes», añadió.

Estas son algunas de las claves de «Voto Latino»

POR NÚMEROS Y MOVILIZACIÓN

«El voto latino siempre ha jugado un papel importante en la historia de este país, pero este año es importante porque es el primer ciclo electoral en el que los latinos representan el bloque de minoría más grande», detalló.

Ruiz citó las estimaciones que apuntan que hay 32 millones de latinos que podrían votar y que se espera que 14 millones de ellos depositen su voto.

«Lo que aprendí en los estados que filmamos (Florida, Texas, Pennsylvania y Nevada) es que hay grandes movilizaciones por parte de varias organizaciones para movilizar el voto latino», añadió.

NO SOLO DEMÓCRATAS…

Aunque dos de cada tres votos latinos fueron demócratas en 2016, Ruiz destacó la relevancia del pensamiento conservador en una comunidad hispana más diversa de lo que parece.

«Para mí el mayor aprendizaje fue la comunidad evangélica», indicó.

Ruiz se refirió, por ejemplo, a un pastor de Nevada que apoya a Donald Trump sobre todo por tener como vicepresidente a un referente evangélico como Mike Pence y porque «el aborto y la fe» son cruciales para esas comunidades.

Pero «Voto Latino» también muestra a un reverendo evangélico de Pennsylvania que cree que este es «un momento de solidaridad» con los negros y de cambio en el país.

«Se me hace fascinante que dentro de estos líderes de fe cristiana haya también una diversidad muy grande», dijo.

Y NO SOLO PREOCUPADOS POR LA INMIGRACIÓN

Aunque los insultos contra los inmigrantes podrían parecer un argumento definitivo para decantar a los latinos a favor del candidato demócrata, Joe Biden, Ruiz cuestionó que siempre sea así.

«Mientras hay más distancia entre la experiencia inmigrante de un latino, es más probable que sea conservador. Los que tienen dos o tres generaciones en este país no toman los comentarios de este presidente tan a pecho como otros», desarrolló.

«El mensaje anticomunista y antisocialista sigue teniendo un poder político, sobre todo en las comunidades venezolanas, cubanas y hasta nicaragüenses de Florida», concretó.

TRES ESTADOS BISAGRA

Además de Florida, hay otros dos estados con gran presencia latina que votaron a Trump en 2016 y que ahora están muy disputados: Texas y Pennsylvania.

Más «fascinante» aún para Ruiz es el caso de Pennsylvania, que está ligado al gran número de puertorriqueños que llegaron a la zona de Filadelfia huyendo del desastre que provocó el huracán María en 2017.

«Muchos me contaron que ven paralelismos en cómo Trump manejó la pandemia y cómo manejó el huracán María», afirmó el realizador al señalar que «un voto enfadado es un voto al fin y al cabo».

Ruiz subrayó el extraordinario activismo juvenil en todo el país con temas como el orgullo negro y chicano, la crisis climática, la deuda ligada a las becas o la salud.

«La pregunta es si ese activismo se traducirá en votos», apuntó.

«Texas es un ejemplo bastante importante, ya que en los últimos tres años hemos tenido una ola de jóvenes hispanos que ya están llegando a los 18 años y hay esfuerzos muy grandes para registrarlos», indicó.

«Está en juego porque a Biden le está yendo sorprendentemente bien en lo que históricamente ha sido un estado conservador y hay mucha gente que cree que este crecimiento de jóvenes latinos podría ser el punto de inflexión», añadió.

EL IMPACTO DE LA PANDEMIA

«La pregunta que todos tenemos es qué impacto tendrá esta pandemia (en las elecciones) teniendo las cifras tan altas de contagios en la comunidad latina», señaló Ruiz.

El director consideró, no obstante, que quizá el coronavirus estimule la empatía con los latinos.

«Creo que una cosa que vimos en las primeras fases de la pandemia es que la gente que no tenía vínculos con los latinos vio de repente el papel central que juegan en la economía como agricultores, mensajeros, trabajadores de la sanidad… Creo que eso fue un toque de atención para algunos», dijo.

FALLOS Y ACIERTOS DE BIDEN

El tardío y dubitativo acercamiento de Biden a los latinos en campaña, especialmente en comparación con el más enérgico enfoque de su rival en las primarias Bernie Sanders, ha despertado dudas sobre si el aspirante demócrata conseguirá ganarse en masa a esta comunidad.

«Creo que Biden no se ha hecho cargo de su expediente en inmigración junto al presidente Obama. En los últimos años nos hemos enfocado mucho en la obvia retórica antinmigración de Trump, pero la Administración Obama-Biden tuvo números récord de deportaciones», recordó.

En el otro lado de la balanza, Ruiz contrapuso que Biden tiene mucho a su favor en la percepción personal dentro de un panorama de excepcional agitación e incertidumbre: «Se le ve como una figura mucho más empática, como un abuelo amable».

Con información de EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here