El demócrata Bob Menéndez. (Foto: EFE/JIM LO SCALZO)

NEWARK, N.J. – Después de conseguir aproximadamente $2 mil millones en fondos de ayuda COVID-19 en el Plan de Rescate Estadounidense (ARP, por sus siglas en inglés) para mantener a NJ TRANSIT funcionando ante pérdidas de ingresos sin precedentes, los Senadores Bob Menéndez y Cory Booker hoy se comprometieron a luchar por más recursos federales para modernizar la envejecida infraestructura del estado para el bien de los residentes de Nueva Jersey. Los demócratas en el Senado están el proceso de escribir un proyecto de ley con el objetivo de entregar la mayor inversión federal en la infraestructura del país en casi un siglo.

El Presidente Biden recientemente reveló su Plan de Empleos Estadounidenses de $2.3 billones que llama por la inversión de $85 mil millones en sistemas de tránsito, $115 mil millones en nuestras carreteras y puentes, $80 mil millones en Amtrak, además de inversiones críticas en nuestros aeropuertos, puertos marítimos, vehículos eléctricos, y la modernización de nuestra infraestructura contra las inundaciones y otros desastres naturales.

“La pandemia de COVID-19 descarriló los presupuestos de transporte público alrededor del país y aquí en Nueva Jersey, y si el Congreso hubiera fallado en aprobar el Plan de Rescate Estadounidense, trabajadores y residentes de Nueva Jersey hubieran sido los más afectados”, dijo el Sen. Menéndez. “Pero el Plan de Rescate Estadounidense era exactamente lo que expresa su nombre – un plan de rescate. No fue una solución de largo plazo para la infraestructura envejecida y desmoronada de nuestra nación. Por eso voy hacer todo en mi poder para asegurar que las prioridades de Nueva Jersey sean incluidas en el Plan de Empleos Estadounidenses. Tenemos que completar el Proyecto Gateway tan vital para el futuro económico de todo el Corredor Noreste de la región. Tenemos que fortalecer nuestras opciones de transporte público, reducir la congestión de tráfico y construir comunidades habitables con opciones de viviendas y tránsito asequibles que conecten a los trabajadores con nuevos empleos y oportunidades”.

“La pandemia ha tenido un impacto paralizante en casi todos los sectores de nuestra economía, incluyendo las redes de transportación de Nueva Jersey”, dijo el Sen. Booker. “Me enorgullece estar luchando mano a mano con el Senador Menéndez para garantizar que el Plan de Empleos Estadounidenses incluya inversiones federales robustas para NJ TRANSIT que nos ayuden a sentar las bases para la recuperación económica de nuestro estado mientras mejoramos la calidad de vida de todos los residentes que dependen de nuestro sistema de transporte público. Sin embargo, aún no hemos cumplido con nuestro deber. Tenemos que continuar trabajando para desarrollar soluciones de largo plazo, incluyendo el Proyecto Gateway, para abordar las necesidades de infraestructura de nuestra región”.

Los Sens. Menéndez y Booker se comprometieron a luchar en Washington por fondos federales adicionales para abordar las necesidades de infraestructura en Nueva Jersey y ayudar a NJ TRANSIT cumplir con las metas de su plan de capital quinquenal de $17 mil millones, lo cual incluye:

  • Avanzar el Proyecto Gateway (incluyendo los Puentes Portal Norte y Sur y túneles ferroviarios trans-Hudson)
  • Ampliar el servicio del Tren Ligero Hudson-Bergen en el Condado Bergen y lado oeste de Jersey City
  • Hacer la transición a una flota de autobuses de cero emisiones
  • Modernizar las estaciones de tren y los puentes ferroviarios envejecidos, el Tren Ligero de Newark y Camden River LINE
  • Aumentar la capacidad ferroviaria de varias líneas

Como un miembro de alto rango en el Comité Bancario del Senado y el miembro de más alto rango en el Subcomité de Transporte, Vivienda y Desarrollo Comunitario, el Sen. Menéndez está luchando para priorizar los sistemas de tránsito en el financiamiento del transporte federal; aumentar los niveles de financiación para el popular programa de Subvenciones para la Inversión de Capital (CIG, por sus siglas en inglés), la mayor fuente de fondos federales para el Proyecto Gateway y otros proyectos de gran escala; incrementar la inversión en el desarrollo orientado al transporte para estimular el crecimiento económico y mejorar la calidad de vida de todos los residentes; mejorar la seguridad de los trabajadores de tránsito; y priorizar esfuerzos para reducir la contaminación atmosférica mediante la reducciones de la congestión y las emisiones nocivas.

Diane Gutierrez-Scaccetti, la comisionada estatal de transporte, y Kevin Corbett, el presidente y director de NJ Transit, hoy estuvieron con los senadores en la rueda de prensa fuera de Newark Penn Station.

“Los fondos disponibles bajo el Plan de Rescate Estadounidense son críticos para NJ TRANSIT y su capacidad de ofrecer servicios de transporte públicos a los residentes de Nueva Jersey que dependen de estos servicios todos los dias”, dijo Gutierrez-Scaccetti. “El Plan de Empleos Estadounidense proporciona la importante inversión en nuestra infraestructura que es sumamente importante para todo el sistema de tránsito en Nueva Jersey. Estamos agradecidos a los Senadores Menéndez y Booker por sus incansables esfuerzos para conseguir los fondos que necesitamos para nuestra infraestructura”.

El Sen. Menéndez lideró la lucha en el Congreso para incluir fondos de tránsito en el paquete de alivio COVID-19. Gracias a estos esfuerzos, el Plan de Rescate Estadounidense de $1.9 mil millones incluyó $30.5 mil millones para agencias de tránsito, y se espera que aproximadamente $2 mil millones serán asignados para NJ TRANSIT más otros $77.8 millones para emplazar el Puente Portal Norte, un componente clave del Proyecto Gateway que incluye la construcción de un nuevo túnel ferroviario trans-Hudson. Según NJ TRANSIT, estos fondos federales ayudarán a cerrar una brecha presupuestaria proyectada del 13% para el año fiscal 2023, garantizarán la operación completa de la agencia sin ningún recorte de servicio o empleos hasta el año fiscal 2024, y le permitirán perseguir planes de capital para modernizar el sistema de tránsito y mejorar las vidas de los residentes que dependen del transporte público.

“Le quiero dar las gracias a los Sens. Menéndez y Booker por todo su trabajo – y todo el trabajo de toda la delegación Congresional – en conseguir estos fondos desesperadamente necesitados por NJ TRANSIT, y por ser tan fuertes defensores de nuestra agencia y todo nuestro estado”, dijo Corbett. “Además de los impactos operativos, probablemente habría habido impactos en el avance de nuestro ambicioso Plan de Capital quinquenal de $17 mil millones y todos los proyectos esenciales dentro de él. En resumen, sin estos fondos, las consecuencias para NJ TRANSIT y nuestros clientes habrían sido catastróficos, en un momento en el que cada vez más personas están nuevamente utilizando nuestro sistema de tránsito y dependerán de servicios frecuentes y confiables más que nunca”.

Según NJ TRANSIT, si la ayuda federal no hubiera llegado para cubrir las fuertes caídas de ingresos debido al bajo uso del sistema de tránsito durante la pandemia, la agencia estaba a punto de cerrar una parte sustancial de su sistema, incluyendo recortes significativos al servicio de autobuses y trenes durante los dias laborales, el despido de 15% de la fuerza laboral o 1,800 empleados, y posiblemente también hubiera incluido la reducción de aún más servicios en el futuro.

Más allá del tránsito, los Sens. Menéndez y Booker están luchando para conseguir fondos federales adicionales para ayudar a abordar el atraso de las reparaciones de carreteras y puentes en todo Nueva Jersey y para asegurar que sean más seguros para los automovilistas. Nueva Jersey tiene 502 puentes y más de 3,995 millas de carreteras clasificadas de estar en malas condiciones, lo cual ha contribuido a un aumento de 9% en los tiempos de desplazamiento desde el 2011.

En respuesta al Plan de Empleos Estadounidenses, los republicanos del Senado ofrecieron la semana pasada una contrapropuesta totalmente inadecuada que era casi un cuarto del tamaño del plan del Presidente Biden. Esta inadecuada propuesta republicana se basa en gran medida en la reprogramación de los fondos existentes de ayuda COVID-19 y no satisface las crecientes necesidades de infraestructura alrededor de los Estados Unidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here