La directora ejecutiva de la organización Se Hace Camino Nueva York, Ana María Archila, habla frente a la Oficina del USCIS en Manhattan. (Foto: EFE/Emilio López)

Nueva York, EE.UU. – Un grupo de mujeres inmigrantes aprovechando el Día Internacional de la Mujer reclamaron durante la semana al gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, y a la legislatura estatal, la aprobación de un proyecto de ley que brindaría servicios médicos a los afectados por la pandemia de COVID-19 sin importar su estatus legal.

De aprobarse, crearía un plan financiado por el estado que les permitiría tener un seguro médico temporal a neoyorquinos de escasos recursos económicos, que se recuperan de la COVID-19 y no son elegibles para un seguro médico por su estatus migratorio.

Los inmigrantes neoyorquinos representan un tercio de los trabajadores esenciales del estado, que se exponen y arriesgan sus vidas durante la pandemia, destacó Se Hace Camino en un comunicado.

Indicó, además, que la exposición continua de los trabajadores ha contribuido a los resultados dispares en la infección y muerte por COVID-19, lo que ha afectado de manera desproporcionada a los inmigrantes y a las comunidades latinas y negras.

Las mujeres destacaron, además, que según un informe de Families USA, aproximadamente una de cada tres muertes por COVID-19 a nivel nacional, se relaciona con brechas en el seguro médico.

En Nueva York, las muertes por esta enfermedad asociadas con brechas en el seguro médico alcanzaron las 8.218, de las que una tercera parte eran indocumentados a los que recordaron hoy, portando flores y velas.

«Debido a la falta de seguro médico, tuve que pagar 200 dólares por una sola visita médica y cientos de dólares por mis medicamentos», recordó la inmigrante Reyna Téllez.

Señaló además que se vio obligada a trabajar mientras se recuperaba de una lesión y pedir dinero prestado para poder pagar los gastos médicos.

«Insto a la legislatura a aprobar el proyecto de ley de seguro médico para todos, sin importar su estatus migratorio, porque en una crisis de salud como la COVID, la salud y la seguridad de todos deben ser la prioridad», afirmó.

La acción que adelantan es parte de un amplio esfuerzo estatal para garantizar que se apruebe rápidamente el paquete de Recuperación para Todos, que incluye asistencia económica para trabajadores excluidos, cancelar el alquiler y aumentar los impuestos a los neoyorquinos más ricos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here