Las organizaciones de derechos humanos han visto en 2020 un aumento del 185% durante la pandemia de COVID-19, en comparación con el 2019. 

Enero es el Mes Nacional de la Concientización sobre el Tráfico Humano y desde que el senado de Estados Unidos lo estableció en el 2007, defensores, activistas y organizaciones, se unen para denunciar la “trata de blancas”; un crimen que afecta a toda clase de personas, de cualquier etnicidad, edad y clase social.

De acuerdo con el Departamento de Seguridad Nacional, el tráfico humano incluye el uso de fuerza, fraude y coerción para obtener un tipo de trabajo o un acto de relación sexual comercial.

Las industrias más comunes para el tráfico humano, que va de la mano con el tráfico sexual, incluyen el trabajo doméstico, la manufactura y la agricultura. Varias organizaciones defensoras de las víctimas coinciden en que el delito del tráfico humano es una forma moderna de esclavitud.

Crimen en aumento durante la pandemia "El tráfico humano, esclavitud del siglo XXI" 1

En Filadelfia

El Departamento de Policía de la ciudad expidió el 18 de diciembre de 2014 la Directiva 3.24 sobre el tráfico humano, mediante la cual declara que es su política reportar con precisión, e identificar y ayudar a las víctimas de ese crimen, con la asistencia del gobierno estatal y federal. Esta directiva declara que los inmigrantes que sean víctimas de tráfico humano tienen derechos legales específicos, bajo la ley estatal y bajo la federal, sin importar su estatus legal. Por lo tanto, el policía investigador se asegurará de que haya comunicación con la víctima en su idioma materno, utilizando un “Intérprete Autorizado por el Departamento de Policía” (PPDAI por sus siglas en inglés) cuando sea necesario.

De acuerdo con esta directiva, las personas que están en mayor riesgo de tráfico humano son los niños fugitivos, las personas sin hogar, las personas que han sido abusadas física o sexualmente en el pasado, los refugiados, las personas que vienen a EE. UU. para ayudar a sus familias e el extranjero, trabajadores migrantes y personas con problemas de salud mental o de discapacidad intelectual.

En 2016, el Departamento de Policía de la ciudad bajo el comisionado Richard Ross, estableció e inició una fuerza operativa especial para combatir el problema creciente de los traficantes que acechan a los niños. Los cárteles de traficantes operan en los condados de Filadelfia, Montgomery, Bucks, Chester y Delaware, entre otros.

Crimen en aumento durante la pandemia "El tráfico humano, esclavitud del siglo XXI" 2

El Ejército de Salvación

El Ejército de Salvación de Pensilvania Oriental y Delaware (Salvation Army of Eastern Pennsylvania and Delaware) tiene el programa “Nuevo Día” desde 2015, mediante el cual estableció su fuerza operativa contra el tráfico humano en filadelfia, y en 2017 expandió su trabajo al condado de Montgomery para atender a las víctimas de tráfico laboral y sexual, mediante servicios de manejo de casos intensivos y servicios legales. Este servicio lo realiza en colaboración con la Fiscalía General de los Estados Unidos, la Oficina de Investigaciones Federales (FBI) y con la oficina de investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional. Nuevo Día ha sido crucial para desarrollar políticas y protocolos en ambos condados, y ofrece capacitación para identificar y ayudar a los sobrevivientes de la trata de personas. Junto con su equipo móvil de manejo integral de casos, ayuda a los sobrevivientes en su camino a la sanación, sin importar su edad, identidad de género o estatus migratorio.

Crimen en aumento durante la pandemia "El tráfico humano, esclavitud del siglo XXI" 3

Nuevo Día con un programa multifacético, sirve a los sobrevivientes de explotación comercial sexual, así como de tráfico laboral. Este servicio incluye manejadores de casos en los condados de Filadelfia y Montgomery; tiene un Centro “Drop-In” en la avenida Kensington, un Programa Alternativo con la ayuda de la policía, y el hogar de transición (New Day New Home) para mujeres identificadas como sobrevivientes.

El programa “New Day New Home” cree que las mujeres son las expertas de su propia historia personal, y su meta es crear un espacio donde ellas puedan reclamar el control sobre sus propias vidas. Es un programa de apoyo de la transición de las mujeres que padecieron explotación sexual comercial hacia una vida autosuficiente y de libertad.

Este es un ejemplo de la ayuda que proveen integrados en un grupo interdisciplinario. Un defensor de víctimas de tráfico humano de otro estado llamó a la línea directa porque la mujer a la que atendía estaba en Filadelfia. Había gravemente atacada y estaba en un hospital del área. El personal se reunió con ella en el hospital, planificó su seguridad y la ayudó a llegar a un hotel para quedarse algunas noches antes de coordinar un boleto de autobús de regreso a su estado de origen.

Crimen en aumento durante la pandemia "El tráfico humano, esclavitud del siglo XXI" 4

El programa cuenta con una línea telefónica de emergencia 24 horas al día, 7 días a la semana: 267-838-5866, para ofrecer apoyo a los sobrevivientes y ayuda técnica a otros profesionales.

Este programa también ha sido fundamental en la creación y diseño de una especialidad llamada “Working to Restore Adolescent’s Power” (Trabajo para restaurar el poder a los adolescentes) o WRAP, (por sus siglas en inglés), en la división de los Tribunales de Familia de la Corte de Primera Instancia. Los salones de la corte específicos para casos de tráfico humano son únicos en el país. Están diseñados para servir a jóvenes delincuentes procesados que han sido víctimas de tráfico humano. 

En su cargo como secretaria de división del Ejército de Salvación de la región de Filadelfia, la mayor Tawny Cowen-Zanders brinda apoyo administrativo, financiero y de ministerio al programa contra el tráfico humano, entre otras operaciones de dicha organización. Acerca del programa Nuevo Día Nuevo Hogar, expresa “sigue siendo un gran privilegio para el Ejército de Salvación resolver las necesidades de la comunidad en Filadelfia, brindando esperanza y ayuda. En términos de nuestro trabajo con los que han padecido el tráfico humano, proveemos un espacio sagrado y seguro donde las personas puedan entender que tan preciadas, valiosas y amadas son. Es nuestro honor y privilegio colaborar con ellos en su recorrido a la auto-sustentabilidad”.

En tiempos de pandemia

Desde enero de 2018, Heather LaRocca ha sido la directora del programa Nuevo Día para detener el tráfico humano, del Ejército de Salvación. En entrevista con Impacto explicó que el programa ha continuado funcionando y que “la pandemia ha afectado en cómo lo llevamos a cabo, es decir, que tenemos una unidad móvil que trabaja con la policía y tenemos reuniones remotas, pero atendemos a los individuos en persona en casos de crisis”. Agregó que el programa continúa con los servicios a los niños y los programas alternativos, colaborando con la fuerza operativa en los condados de Filadelfia y Montgomery, con el programa WRAP y con la red de proveedores de servicio a personas detenidas, cuidado de crianza y apoyo en general.

Respecto a las mujeres que están ahora en el hogar de transición New Day New Home, la directora LaRocca informó que se está atendiendo a 6 de ellas y que se ha reducido la capacidad de alojamiento debido al COVID-19.

LaRocca cuenta el caso de una sobreviviente llamó para hablar acerca de los sentimientos de ansiedad que estaba teniendo, a quien se le brindó un espacio para desahogar sus emociones, también se le recordó su sistema de apoyo.  Se le ayudó a utilizar su plan de seguridad. Al final de la llamada, la sobreviviente tenía un plan de acción paso a paso sobre qué hacer inmediatamente, antes de colgar dijo: «Me siento mucho mejor ahora».

Crimen en aumento durante la pandemia "El tráfico humano, esclavitud del siglo XXI" 5

Para solicitar presentadores, pasantías, capacitación, o dar donativos y otras oportunidades para combatir el tráfico humano, pueden comunicarse con Heather Larocca a Heather.Larocca@use.salvationarmy.org.

Si desea ser voluntario en uno de los programas del Ejército de Salvación o donar artículos de primera necesidad, puede comunicarse a través de newdaydropin@gmail.com.

Servicios a las víctimas de tráfico humano

Entre otras organizaciones que ofrecen servicios a las víctimas de tráfico humano en Filadelfia están:

Covenant House, 31 E. Armat Street, Filadelfia, PA 19144. Tels. 215-951-5411 o 888-829-1249.

WOAR (Centro en contra de la violación), Línea telefónica de emergencia 215-985-3333.

Nationalities Service Center, 1216 Arch Street, 4o piso, Filadelfia, PA 19107. Tel. 215-893-8400.

A nivel nacional puede llamar 24 horas al día, 7 días de la semana a la línea de emergencia gratuita que responde llamadas en cualquier parte de Estados Unidos en más de 200 idiomas al 1-888-373-7888. Es la línea del Centro Nacional de Recursos contra el Tráfico Humano (The National Human Trafficking Resource Center, NHTRC).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here