Joe Biden, quien se proyecta como futuro presidente de Estados Unidos, en el centro, en el momento de presentar al que será su equipo económico, durante un acto en Wilmington, Delaware, el 1 de diciembre de 2020.

WASHINGTON D.C. (VOA) – El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, aprovechó este martes el anuncio oficial de su nuevo equipo económico para presentar a la nación su estrategia para hacer frente a la crisis financiera que sufre un país que ha sido golpeado duramente por la pandemia, una visión que pone a la clase media en el centro de la recuperación.

«Es hora de que hagamos frente a las desigualdades estructurales de nuestra economía que esta pandemia ha puesto de manifiesto», sostuvo el exvicepresidente durante una comparecencia televisada desde Wilmington, en el estado de Delaware. «Es hora de invertir en infraestructuras, energía limpia, en el cambio climático y en tantas otras cosas que crearían millones de empleos bien remunerados». 

El demócrata aseguró que su «propuesta» se basa en una «simple» premisa: «recompensemos el trabajo duro, no la riqueza».

«El objetivo es simple: mantener las empresas y las escuelas abiertas», señaló Biden. «Y para los millones de estadounidenses que han perdido su trabajos u horas, que han tenido que solicitar el desempleo, tenemos que darles alivio de manera inmediata», dijo.

Con las negociaciones sobre un nuevo paquete de alivio estancadas desde hace meses en el Congreso, el exvicepresidente subrayó la urgencia de adoptar medidas cuanto antes. Sin embargo, consideró que «cualquier acuerdo» que pueda alcanzarse durante un gobierno en funciones, como el del actual presidente del país, el republicano Donald Trump, sería «apenas un buen comienzo».

Biden adelantó que su equipo ya está trabajando en una propuesta de paquete de estímulo que presentará al Congreso para «encarar las múltiples crisis» que afronta el país. “La ayuda está de camino”, se comprometió.

Una oportunidad

El demócrata se mostró, en cualquier caso optimista, y dijo que la crisis ofrece una oportunidad para reconstruir una economía que ha sido desigual. Por ello, advirtió del riesgo de una posible recuperación desigual y destacó la importancia de la clases media y trabajadora como la “columna vertebral” de la economía estadounidense.

«De la crisis económica y de empleo más inequitativa de la historia moderna, nosotros construiremos una economía que funcione para todos los estadounidenses, no solo para algunos. Para todos», zanjó.

Ese mismo tono mantuvieron tanto la futura vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris, como los miembros de su equipo económico, según fueron interviniendo tras ser presentados por Biden.

La más vocal, sin duda, fue Harris, quien lamentó que en estos momentos, en Estados Unidos, uno de cada tres adultos tiene problemas para pagar las facturas. La aún senadora defendió que todo el mundo -sin importar credo, religión, sexo ni opinión política- tiene derecho a disfrutar de una “estabilidad”.

«Este es el equipo que necesitamos», aseguró. “Estaremos listos para empezar a trabajar a la carrera desde el primer día, porque es lo que se necesita y lo que los estadounidenses merecen».

Janet Yellen, que en caso de ser confirmada por el Senado se convertirá en la primera secretaria del Tesoro de EE.UU., prometió que el nuevo equipo económico «nunca dejará de luchar» para evitar que la pandemia se cebe de manera «desproporcionada» sobre la clase trabajadora.

“Seremos una institución que se levantará cada mañana pensando en vosotros, en vuestros empleos, en vuestros salarios», dijo la economista, que en 2014 ya rompió barreras al convertirse en la primera mujer en dirigir la Reserva Federal (Fed).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here